El Mañana

viernes, 26 de abril de 2019

Escena 9 abril, 2019

Pasa Lyle la noche en prisión

Pablo Lyle pasó la noche en una prisión de Miami; se espera que este martes se le coloque un grillete electrónico

4200

Por AGENCIA REFORMA

Pablo Lyle pasó la noche en una prisión de Miami y se espera que este martes se le coloque el grillete electrónico que deberá llevar al menos hasta su próxima audiencia.

Tras haber sufrido un incidente de tránsito, Lyle golpeó a un hombre, Juan Ricardo Hernández, de 63 años, quien sufrió una fractura en el cráneo y fue traslado a un hospital, donde posteriormente murió.

Según la defensa del actor, él actuó en defensa propia y no tuvo intención de matar a nadie, pero la Fiscalía consideró que puede tratarse de un caso de homicidio en segundo grado y pidió que la fianza fuera elevada a un millón de dólares.

Durante la audiencia una mujer se desmayó y debió ser atendida por los servicios de emergencia, aunque se dijo que se trataba de la madre de Lyle, luego se supo que fue la señora con la que Hernández tenía contemplado casarse.

Según un video grabado por una cámara de seguridad, después de haber golpeado a Hernández, el automóvil en el que Lyle viajaba como pasajero abandonó el lugar dejando al cubano inconsciente en el piso.

El actor de 32 años fue arrestado horas después y luego puesto en libertad condicional tras pagar una fianza de 5 mil dólares.

El martes 2 de abril pidió permiso a la Corte para viajar a México, el cual le fue concedido por la magistrada del condado de Miami-Dade, Lisa Walsh.

Tras saberse sobre la muerte de la víctima, esa misma jueza ordenó al actor que se presentase en una audiencia el lunes para revisar la libertad bajo fianza.

“Es una tragedia, una absoluta tragedia; pero el señor Lyle no tuvo intención de matar a nadie. No es un caso de asesinato”, dijo uno de los abogados de Lyle.

Los abogados alertaron al juez que el protagonista de Mirreyes vs. Godínez había recibido múltiples amenazas de muerte en la redes sociales, desde que se supo de la muerte del hombre al que dio un puñetazo.