El Mañana

miércoles, 26 de febrero de 2020

Cultura 22 febrero, 2019

Pega a cultura paro en UAM

La 'presencia' de la UAM en la Feria de Minería se reduce a un espacio vacío de 84 metros cuadrados, un resabio de la huelga proclamada por el SITUAM

Alfredo Moreno

4200

Por Agencia Reforma

Cd. de México.- Las carteleras de los cinco recintos culturales de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) han sido sustituidas por las banderas rojinegras, paralizando su actividad.

Y este jueves la huelga cobró otra víctima: la presencia de la casa de estudios en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM), recién inaugurada, dejando un espacio vacío de 84 metros cuadrados que ya había sido contratado, resabio del paro proclamado por el Sindicato Independiente de Trabajadores (SITUAM).

Los estragos por cancelar la participación en el encuentro librero van de lo económico a lo “incalculable”, señala Francisco Mata Rosas, coordinador general de Difusión Cultural de la UAM.

“Hay que cuantificar no sólo la afectación económica de lo que cuesta la renta del stand, de lo que costó la renta de los espacios para presentaciones, la instalación misma del stand, la posible venta de libros, que en total nos arroja una cifra aproximada de 2 millones de pesos”, apunta el funcionario universitario en entrevista.

“Los recursos autogenerados se utilizan para producir más libros, entonces la afectación no sólo es en la feria, sino que se verá reflejada todavía hacia el resto del año”.

A las 60 presentaciones de títulos, el ciclo de actividades y las ventas canceladas se suman todos los proyectos y programas de los centros de difusión cultural de la UAM, cerrados desde las 23:00 horas del 1 de febrero, cuando empezó una huelga que exige aumentos salariales, retabulación y revisión de plazas.

En la Galería Metropolitana (Medellín 28, Roma), por ejemplo, se suspendió la exposición ¿Cuánto vales?, misma que presentaría la visión de varios artistas plásticos en torno al dinero, y de la cual incluso ya se había recibido obra de creadores, como Laura Anderson Barbata.

“(Algunos artistas) nos refieren que ellos ya tenían su agenda establecida y que las piezas que nos iban a prestar ya las tenían comprometidas después de nuestra exposición para otra sede, y que si el calendario de la exposición se recorre, entonces ya no podrían participar con nosotros”, expresa Mata Rosas.

A decir del también fotógrafo, la situación es preocupante en centros como el Teatro Casa de la Paz (Cozumel 33, Condesa) que, tras haber estado inhabilitado desde 2012, finalmente estaba en labores de restauración, mismas que la huelga interrumpió.

La situación es similar en la Casa de la Primera Imprenta de América (Lic. Primo Verdad 10, Centro Histórico).”Estaba en un proceso de adaptación, de remodelación con recursos federales, donde hay una serie de plazos establecidos con la Secretaria de Hacienda, con la Secretaría de Educación Pública, con todos los implicados en este proceso.

“Se tenía un calendario, e inclusive en los convenios que se firman se acepta la posibilidad de sanciones por incumplimiento de estos tiempos”, advierte.

Los agremiados al SITUAM que hacen guardia por turnos al frente de estos espacios cuentan que, a pesar de coincidir en el aumento salarial del 20 por ciento -que la universidad se niega a aceptar-, no estaban completamente de acuerdo con el paro en los recintos.

“Nuestra posición de negativa ante la huelga fue para que terminaran lo más pronto posible las construcciones de este teatro que ya tiene más de cinco años cerrado”, señala Miguel Ángel Pedraza, técnico tramoyista del Teatro Casa de la Paz.

Otros espacios cerrados son las casas Rafael Galván (Zacatecas 94, Roma) y la del Tiempo (General Pedro Antonio de los Santos 84, San Miguel Chapultepec).

Un taller de apreciación de ópera con el director Sergio Vela, un seminario sobre la vida y obra de Leonora Carrington, pláticas para formar un Consejo Interuniversitario de Cultura y, sobre todo, el vínculo logrado con la comunidad cercana a los foros son parte de los proyectos congelados por una huelga cuyas fallidas negociaciones no permiten vislumbrar su término.”No hay manera de predecir una fecha. Evidentemente que todos estamos en la disposición de que se resuelva lo antes posible; la Universidad está en la mejor disposición”, asegura Mata Rosas. “(Pero) en el horizonte próximo no tenemos la reanudación de las actividades”.


MÁS NOTICIAS

Asestan golpe
Deportes Beisbol 23 octubre, 2019