El Mañana

lunes, 16 de septiembre de 2019

Laredo Texas 17 abril, 2019

Pega alza al agua a los que menos ganan

La planta tratadora de Pico Road no da el servicio que se esperaba, pese a la inversión de 96 millones de dólares; los laredenses pagarán el adeudo hasta el año 2037

4200

Por FRANCISCO DÍAZ

LAREDO, TX.- Los residentes de Laredo que ganan menos y que consumen el promedio de 10 mil galones de agua por mes, son quienes tendrán que pagar el grueso del incremento en las tarifas de agua y drenaje que pretende aplicar el gobierno de la ciudad, a partir de octubre.

Para el regidor Alberto Torres Jr. es imposible “cargarle” más a los pagadores de impuestos de Laredo con un aumento a las tarifas de agua y drenaje, porque ya están endeudados desde el 2006 con ajustes tarifarios que afectarán hasta el año 2037.

“Es una decisión difícil porque definitivamente se necesita mejorar la infraestructura de agua y drenaje para no detener el desarrollo de Laredo, pero hay otras alternativas que se pueden implementar como recortes en servicios no esenciales”, agregó el edil del Distrito 4, que en las últimas dos juntas de cabildo ha votado en contra del incremento.

Un reporte de Riazul Mia, director del sistema de agua de Laredo, indicó que 75 por ciento de los más de 74 mil usuarios del sistema de agua consumen menos de 10 mil galones mensuales y son quienes absorberán el grueso del incremento, estimado en unos tres dólares mensuales.
Torres consideró que ya es tiempo de detener la práctica de subir tarifas, cuando se necesitan más recursos para el sistema de agua y drenaje de la ciudad.
En el 2006 se aplicó un megaaumento que mantendrá ajustes anuales en las tarifas de agua hasta el año 2037.

“Posiblemente no se aplicaron bien estos recursos en anteriores administraciones y por eso ahora tenemos problemas; sin embargo, subir tarifas no es la respuesta ahora”, insistió.

Dijo que el director del sistema de agua de Laredo, Riazul Mia, ha hecho su trabajo al notificar al cabildo que no autorizará más proyectos de casas, comercios o bodegas en el norte y noroeste de Laredo, porque si lo hace puede perder su licencia de ingeniero.

“Entiendo su punto, hace lo correcto, pero insisto que podemos buscar otras alternativas como recortes en algunos departamentos con servicios no esenciales, ya no podemos cargarle más a los pagadores de impuestos”, aseguró.

La noche del lunes, los regidores Torres, Roberto Balli, Rudy González y Nelly Vielma votaron en contra del aumento y quienes votaron a favor fueron George Altgelt, Vidal Rodríguez, Mercurio Martínez III, Marte Martínez y el mayor Pete Sáenz.

Torres consideró complicado que en una ciudad donde 33 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza. se pueda hacer otro aumento de tarifas.

“Esos tres o cuatro dólares mensuales les harán falta para un galón de leche, para huevos o pan”, precisó.

Lamentó además que la planta tratadora de Pico Road, en el área del Camino a las Minas, construida por la firma de ingenieros Dannenbaum y otros aliados, no haya dado el servicio que se esperaba, pese a la inversión de 96 millones de dólares que se hizo.

“El trabajo fue un fraude, no tiene la capacidad que se dijo y sirve como refuerzo para otra planta cuando su función era ser independiente para ser la base de nuevos desarrollos en ese sector”, se quejó.

Tanto Dannenbaum como otras compañías que participaron en la construcción de esta planta, están demandadas desde el 2018 y el gobierno de Laredo espera recuperar una parte de los 96 millones de dólares gastados para reinvertirlos en el sistema de agua.