El Mañana

martes, 18 de junio de 2019

Nacional 18 mayo, 2019

Perforan intestino en liposucción, revela autopsia

La Fiscalía General de Justicia reveló ayer el resultado de los estudios de patología realizados por los peritos forenses a la víctima, identificada como Karla Galván, de 36 años.

4200

Por Reforma

Monterrey, México.- La autopsia practicada a la mujer que se sometió a una liposucción en un consultorio de la Colonia San Jerónimo establecieron como causa de muerte una peritonitis aguda secundaria a perforación traumática del intestino delgado.

La Fiscalía General de Justicia reveló ayer el resultado de los estudios de patología realizados por los peritos forenses a la víctima, identificada como Karla Galván, de 36 años.

Una fuente allegada al caso dijo que la lesión sería a partir de la cirugía realizada en el consultorio ubicado en Avenida Puerta del Sol.

Especialistas consultados por EL NORTE explicaron que las perforaciones de intestino delgado o grueso están entre los riesgos más probables de ese procedimiento.

Mencionaron que al quedar perforados, la liberación hacia el cuerpo de las bacterias existentes en esos órganos causan la peritonitis, que es la inflamación de la membrana peritoneo, la cual protege las vísceras dentro del abdomen.

Karla, madre de dos niños, murió cuando su esposo la llevaba a la Cruz Verde de Guadalupe, a las 5:30 horas del miércoles, seis horas después de haber sido dada de alta.

La operación de Karla inició el martes a las 15:00 horas y para las 22:00 horas ya había abandonado el consultorio, a pesar de que presentaba molestias.

Fuentes allegadas al caso indicaron que los familiares de la víctima declararon que ella presentó desmayos en el consultorio tras la cirugía.

Pese a que fueron al menos tres desvanecimientos, el personal que la atendió le pidió que se fuera a casa, asegurando que era una situación normal.

Los especialistas consultados coincidieron en que los desmayos fueron los primeros síntomas de la lesión, y al ignorarlos el personal habría evitado que la fallecida fuera atendida a tiempo.