El Mañana

miércoles, 19 de junio de 2019

Nuevo Laredo 7 abril, 2019

Pide a familias cuidar a hijos

Elvira Núñez, madre del jovencito Axel, creía que la comunicación con su hijo era perfecta y atribuía su comportamiento a la adolescencia, en realidad se trataba de signos de depresión

4200

Por EMMA TREVIÑO

NUEVO LAREDO.- Un video de una mamá neolaredense se está viralizando, su mensaje es poderoso y su reflexión es producto de un año de repasar una y otra vez la decisión de su hijo de 14 años de quitarse la vida; su intención: evitar que otras familias vivan la terrible experiencia que le arrancó a Axel de manera tan repentina en 2018, pues aún hoy no sabe con exactitud qué lo orilló a esa decisión.

Elvira Núñez -madre de Axel- creía que la comunicación con su hijo era perfecta y atribuía su comportamiento a la adolescencia, pero en realidad se trataba de signos de depresión.

“Yo lo cuidé de donde andaba, con quién andaba, pero no lo cuidé de él mismo”, expresó con gran dolor la madre de Axel, en un emotivo video que compartió ayer en las redes sociales en el que reconoce que como muchos padres hoy en día por el trabajo, descuidan las emociones de los hijos.

La intención de dar a conocer todo lo que ha pasado desde su partida, es crear conciencia entre los padres de familia para que cuiden más a sus hijos, que no minimicen esos cambios de conductas, ya que casi siempre lo relacionamos a los cambios en su adolescencia, cuando pueden estar pasando por una depresión.

“Yo confundí la tristeza de mi hijo con la adolescencia, creí que andaba mal por alguna niña, creí que andaba mal por otros motivos, veía su tristeza y jamás creí que fuera depresión, él toda la vida me contaba todo, y no me contó cómo se sentía o qué estaba sintiendo”, expresó desconsolada.

Situación que hoy en día viven muchos jóvenes y que los padres no perciben, por lo que los exhorta a dedicarles cinco minutos a sus hijos, que hablen con ellos, y eviten pasar por esta pena que ella ahora vive, ya que en su caso muchas familias tienen uno o dos hijos, en su caso era hijo único.

“Siempre estaba pendiente de él, traía su celular, siempre le pedía que se comunicara conmigo, donde anduviera. Nadie le hizo daño, él solo lo hizo; mamás, papás, si ven algo inusual en sus hijos, tomen cartas en el asunto, no le den largas, reaccionen, no digan estoy ocupada, hablen con ellos, busquen ayuda, no se queden callados, no se queden cruzados de manos, hagan algo por los niños, los adolescentes”, dijo con gran dolor.

A los jóvenes, les pide no dejarse sumir en la tristeza, no permitir que la depresión se apodere de ellos, que no se sientan y pidan ayuda, a quien sea, pero la pidan: “ No crean que no son amados, los padres amamos a nuestros hijos, tal vez no sabemos expresarnos, pero los amamos, pidan ayuda en una carta, con un mensaje, los padres nos equivocamos… y yo estoy pagando caro mi error de haber pasado por alto esto que le estaba pasando y no puedo volver el tiempo atrás”.

Núñez busca poder llegar a todos los padres, pero también a los hijos, a salvar sus vidas, y que la depresión no siga afectando a más niños ni jóvenes: “Así le llegue a una o cinco personas este mensaje, pero que le llegue a la persona correcta, con una persona que yo pueda ayudar voy a estar feliz. Papás cuiden a sus hijos”.

Agradeció a sus padres quienes a la distancia la han apoyado para sobrevivir de este gran dolor que la acompaña siempre, por lo que ha tenido que ir con una tanatóloga para poder sobrellevar esta pérdida.

Así como a Dios y a la vida por haberle prestado a su hijo 14 años, sola, ya que su padre no quiso formar parte de sus vidas, dándole mucho amor, seguridad y confianza, niño noble y muy inteligente que pudo llegar a hacer alguien muy importante, pero la depresión truncó todos sus sueños, por lo que exhorta a los padres a cuidar a sus hijos de ellos mismos y no se hagan daño.

EN AUMENTO DEPRESIÓN ENTRE JÓVENES
La depresión también afecta a los niños y jóvenes, afección emocional que va en aumento en este grupo etario, ante la vulnerabilidad de verse solos, con carencias de emociones, afecto y de la falta de compañía de los padres.

Dafne Pacheco Ramírez, directora del Centro de Atención Primaria en Adicciones (CAPA), reconoció que en la actualidad los padres buscan suplir las carencias emocionales de los hijos con cosas materiales, ya que al no poder estar con ellos por el trabajo, un celular, una tableta o lo que pidan es una forma de llenar esos vacíos afectivos, cuando los hijos lo único que quieren es tiempo con ellos.

Destacó que la mayoría de los jóvenes que entran en depresión se debe a que terminaron con su novia o novio, pero también porque los padres siempre están peleando, la separación, el divorcio, escuchar las discusiones, y el hacerlo partícipe de sus problemas como pareja.

“El estar huérfanos emocionalmente, por que los padres nunca están en casa, también cuando los hijos saben de las infidelidades de alguno de los padres o de ambos”, dijo.

Expresó que el no tener una red de apoyo como amigos con una buena autoestima, estar en alguna actividad extra escolar, el tener cero espiritualidad, (no creer en nada), cero comunicación con los maestros, poca o nula comunicación con los padres o familia, provoca entre en depresión y en las ideas suicidas.

“El joven que lo hace ya tiene tiempo contemplándolo, como siente que no le importa a nadie, que nadie lo quiere, no sirve para nada, lo que busca es no ser más un problema y es cuando intenta quitarse la vida, no todos los logran, pero unos sí”, dijo.

Aunque los jóvenes mandan muchas señales, los padres las ignoran y cuando buscan ayuda, es porque ya intentó el joven suicidarse, por lo que exhorto a los padres a tener una mejor comunicación con los hijos, y sean parte presente en sus vidas, no sólo cohabitantes.