El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Laredo Texas 2 agosto, 2019

Piden fondos para combatir la obesidad

La obesidad es un problema de salud serio en la frontera con México

CORTESÍA

4200

Por FRANCISCO DÍAZ

LAREDO, TX.- Para combatir la epidemia de obesidad que afecta a 78 por ciento de los hombres y a 72 por ciento de las mujeres en esta ciudad, autoridades municipales pidieron al gobierno federal fondos para establecer un programa piloto que reduzca este problema.

Oficiales municipales cabildean recursos federales para establecer el Centro de Aprendizaje de Salud para Niños y Mujeres, un programa piloto que tiene como objetivo detectar riesgos de salud antes que se desarrollen las enfermedades.

El proyecto se basaría en la implementación del currículo del programa Bienestar, que fomenta el combate de la obesidad entre los niños promoviendo una alimentación saludable y el ejercicio periódico.

Las autoridades de Laredo pidieron además que se implemente un programa piloto de incentivos en el programa de estampillas SNAP para promover el consumo de alimentos saludables y eliminar los productos chatarra.

También se solicitó un cambio oficial en la póliza de estampillas para que las personas solamente puedan adquirir alimentos saludables al canjearlas en las tiendas.

Otra de las propuestas del gobierno de Laredo es dar más recursos para que las familias puedan recibir más educación para la prevención de la diabetes, promover la actividad física, dejar el cigarro y mantener buenos niveles de colesterol y de la presión arterial.

El problema de la obesidad y de enfermedades crónicas como la diabetes es considerado una epidemia en la frontera de Texas con México y en especial en Laredo, donde los estudios indican que el 78.2 por ciento de los hombres tienen algún tipo de obesidad, así como el 72.2 por ciento de las mujeres.

Lo más grave es que un 30 por ciento de los niños en edad escolar también presentan problemas serios de obesidad y de sobrepeso.

Aparte, la prevalencia de diabetes en Laredo es de un 16 por ciento, de las más altas en Texas, con 60 personas muriendo cada año por esta enfermedad y donde el 54 por ciento de las mujeres que fallecen es por problemas cardiovasculares.

Además, el 30 por ciento de las mujeres embarazadas tienen diabetes gestacional y más del 10 por ciento de las embarazadas menores de 25 años tienen problemas de hipertensión.