El Mañana

jueves, 18 de julio de 2019

Nuevo Laredo 5 mayo, 2019

Plasma jovencita a sacerdote en vestido

En el pecho del vestido destaca el rostro de Cristo Jesús y lleva una delicada corona en color plata que adorna el peinado para el día especial de su padrino

La familia Sánchez reunidos en la Catedral del Espíritu Santo. FOTOS: SANDRA JASSO/EL MAÑANA

4200

Por Sandra Jasso

El Señor de Tlaxcala, los niños mártires, San Gerardo de Mayela y el rostro de su padrino el párroco Juan Sánchez Hernández, fueron plasmados en el vestido de la niña Monserrat Mayela Franquis Sánchez, por el XXV aniversario de su ordenación como sacerdote.

En el pecho del vestido Monserrath Mayela de doce años destaca el rostro de Cristo Jesús y en su cabeza, lleva una delicada corona en color plata que adornan su peinado para el día especial de su padrino.

La menor lleva el nombre en honor a San Gerardo María Mayela donde fue su padrino párroco por doce años en la colonia Mirador y sabe que conocer al Señor de Tlaxcala es importante porque son sus orígenes como tlaxcaltecas que fueron misioneros y portan una prenda en manta con pinturas significativas.

Silvia Sánchez hermana del sacerdote de la cuasiparroquia San Juan Diego, informó que vivió con su esposo en esta localidad hace quince años donde trabajó en la colonia Mirador en 1997.

“Yo soy la mayor de las mujeres, me vine de Atotonilco Tlaxco, Tlaxcala a esta ciudad y no podía tener familia por quince años y mi hermano me decía “Rézale a San Gerardo María Mayela”, me dijo y sí le recé”, afirmó la señora Silvia.

Su hermano mayor de los varones era en ese entonces sacerdote de la parroquia de San Gerardo María Mayela en esta ciudad, yo había perdido las esperanzas de tener hijos.

“Se me antojaban las mandarinas y una Navidad recuerdo que mi esposo me dijo “Oye y por qué no nos hacemos un estudio? Vamos a hacerte análisis de sangre, tal vez estés embarazada”, me dijo y yo me reí”, confesó.

La hermana del párroco lo creyó imposible, pero acudió, después de realizarse los estudios por la mañana recibe una llamada de su marido llorando y confirma que estaba esperando a su hija.

“Lloré mucho de la emoción, fue complicado y mi hermano me dio esperanzas, ella es sietemesina y por eso mi hija se llama Monserrat Mayela, la bautizó mi hermano en Nuevo Laredo y este lugar es especial, es hija única”, dijo.

La madre conmovida dijo que su hija fue reina del Señor de Tlaxcala en el municipio de donde son originarios y lo promueven con una capilla en construcción.

“Le hicimos su vestido lo hizo un muchacho de Tlaxco, Tlaxcala llamado Octavio González en honor al Cristo, es una bendición y un honor, ella está que no cabe al llevarlo puesto en este día tan especial”, manifestó.

Orlando Franquis Aragón que no estuvo presente en la ciudad, apoyó a su hija para confeccionar la prenda que luciera en los festejos del padre Juan Sánchez Hernández.

Monserrath Mayela expresó que para ella es muy significativo asistir a los XXV años de su padrino desde el centro de la República y asistir con su padrino.

“Asistir a los festejos de mi padrino es muy importante, acompañarlo en estos momentos de felicidad, en realidad todo se lo debo a él desde que mi mamá estaba embarazada y nos ayudó en todo momento”, manifestó la ahijada del párroco de la cuasiparroquia San Juan Diego en el km 14.

Además de elegir su nombre el padre Juan al que quiere y aprecia, no haber venido sería muy mala idea, afirmó la estudiante de primero de secundaria.

Conocedora de la devoción y proyección que quiere dar al Señor de Tlaxcala patrono de Bustamante, Nuevo León donde también fue párroco por ocho años en la parroquia del pueblo San Miguel Arcángel, su vestido frontal lo luce y a un lado el rostro de su querido padrino.

Orgullosa la tlaxcalteca consciente de la relevancia de las imágenes que mostró a los neolaredenses por su significado y connotación que tienen para ella y su padrino, el trabajo diocesano que ha desempeñado en las comunidades.

“Estoy feliz de asistir aquí, para esta ocasión especial me vestí así, para él y por sus XXV años, lo quiero mucho”, finalizó Monserrath Mayela Franquis Sánchez.

La ahijada del párroco sabe por voz de su padrino Juan Sánchez Hernández que los tlaxcaltecas han inspirado su trabajo pastoral en comunidades sencillas y desprotegidas que pertenecen a la Diócesis de Nuevo Laredo y seguirá haciéndolo, fiel a su palabra “Sacerdote para siempre”.

Los niños mártires también están presentes en la prenda de Monserrath Mayela de doce años.

Monserrath Mayela Franquis Sánchez llegó desde Tlaxcala para acompañar a su tío.El rostro del sacerdote Juan Sánchez Hernández y el Señor de Tlaxcala, y los Niños mártires fueron plasmados por el tlaxcalteca Octavio González.