El Mañana de Nuevo Laredo

12 octubre, 2020

Policías lo exhiben como esclavo y ahora los demanda por 1 mdd


Policías lo exhiben como esclavo y ahora los demanda por 1 mdd
El hecho provocó indignación en la comunidad texana.


Autoridades locales no han emitido declaraciones al respecto.

Por REDACCIÓN


Compartir esta publicación

Un hombre afroamericano que fue detenido y amarrado con una cuerda por dos policías blancos a caballo demandó a una ciudad del sureste de Texas y a su departamento de policía por $ 1 millón de dólares al asegurar que sufrió humillación y miedo durante su arresto.

La demanda presentada la semana pasada en el tribunal de distrito del condado de Galveston en nombre de Donald Neely, de 44 años, alegaba que la conducta de los oficiales fue “extrema e indignante”, ya que lesionó físicamente a Neely y le causó angustia emocional, informaron los medios de comunicación, citando los documentos judiciales.

Las fotos del encuentro de agosto de 2019 mostraron a Neely esposadao  y llevado por los policías con una cuerda atada a esposas, lo que recuerda a las imágenes que muestran esclavos encadenados.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuál pandemia? Multitudes abarrotan la Gran Muralla China

Neely, quien no tenía hogar en ese momento, estaba durmiendo en una acera cuando fue arrestado por allanamiento de morada y conducido alrededor de la cuadra a un área de estacionamiento de patrulla montada. En el video de la cámara corporal, se pudo escuchar dos veces a un oficial diciendo que llevar a Neely con una cuerda por las calles de la ciudad se vería “mal”.

La demanda acusó a la ciudad y al departamento de negligencia, y declaró que los oficiales deberían haber sabido que Neely consideraría ofensivo ser conducido por la cuerda “como si fuera un esclavo”.

“Neely sintió como si lo exhibieran como esclavos alguna vez”, dice la demanda.

En una declaración en ese momento, el jefe de policía Vernon Hale calificó la táctica como una “técnica entrenada y la mejor práctica en algunos escenarios”. Sin embargo, dijo que creía que sus oficiales “mostraban mal juicio”, y agregó que desde entonces el departamento cambió su política para prevenir uso de la técnica.

Una investigación de los Texas Rangers determinó que los agentes no infringieron la ley. El cargo de intrusión criminal de Neely fue desestimado en la corte. Su demanda también alega un procesamiento malicioso relacionado con el cargo.

Los funcionarios de la ciudad se negaron a comentar sobre la demanda a los medios de comunicación.


Compartir esta publicación

Racismo Texas


Más noticias