El Mañana

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Nuevo Laredo 5 junio, 2019

Primera denuncia formal contra médico del IMSS

Paciente de cáncer se queja por los malos tratos y humillaciones; en respuesta, Eduardo Rodríguez Balderas pide permiso por 3 meses

4200

Por Emma Treviño

Elsa Hinojosa, una de las muchas pacientes inconformes con Eduardo Rodríguez Balderas, lo denunció ante el IMSS. En medio de la serie de quejas que están surgiendo, el médico pidió una licencia por tres meses al instituto.

Hasta ahora, el Seguro Social a nivel federal no ha pronunciado palabra alguna, sólo se sabe que se investiga la situación ante la gran cantidad de denuncias de los pacientes y sus familiares.

Luego de que Hinojosa acudió al Seguro Social a solicitar su medicamento, pero lejos de ser atendida con respeto, fue maltratada y humillada, e incluso desahuciada por Rodríguez Balderas, decidió alzar la voz y con ella muchos pacientes que han sobrevivido a los pronósticos de este médico, así como familiares de los enfermos que han muerto por negarles atención médica.

Como ella, Mauricio Morales Silva denunció ante Derechos Humanos la muerte de su esposa, a causa de exceso de quimioterapia, y ahora lo hará penalmente.

“Sólo quiero que no haya más personas afectadas por este doctor, la atención con mi esposa cambió al momento que le dijimos que ya no podríamos continuar en lo particular, porque me dañé las cervicales, y a partir de ese momento todo cambió”, dijo Morales Silva.

Además, denunció que Rodríguez Balderas hace mal uso de su cédula profesional de Licenciatura como Médico Cirujano y Partero con número 4741227, al ponerla como si fuera la especialidad de Oncología, de la que sólo tiene diplomas del IMSS, pero no un título.

Esta receta fue dada a Nidia Marisol López, de 41 años, esposa de Mauricio, quien falleció a los 42 por exceso de quimioterapia tal como lo indica el acta de defunción, misma que aseguró el familiar fue orden de Rodríguez Balderas que se le aplicara.

Casos simlares han sido denunciados ante este matutino, la diferencia es que Sandra Azucena García, de 44 años; Cristina Villarreal, de 50 años, y Yesenia Tello Robles, de 45, no contaban con los recursos para atenderse por fuera y perdieron la batalla contra el cáncer.

QUIMIOS DE 13 MIL PESOS
En el caso de Sandra Azucena, en vida denunció que Rodríguez Balderas la maltrató y se negó a atenderla sólo por pedir que le diera una buena atención e incluso trató de llevarla a su clínica particular, en donde había que pagar por las quimioterapias hasta en 13 mil pesos, recursos que ella, Cristina y Yesenia no tenían. Aunque el caso de Sandra Azucena se fue a la Federación no se sabe cuál fue su resolución.