El Mañana

martes, 20 de agosto de 2019

Nacional 15 agosto, 2019

Procuradora confirma orden de aprehensión contra Yuri “N”, exnovia de Norberto Ronquillo

La procuradora Ernestina Godoy confirmó que existe una orden de aprehensión en contra de Yuri "N", una exnovia de Norberto Ronquillo

4200

Por SDP NOTICIAS

La titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, confirmó que un juez de control giró una orden de aprehensión en contra de Yuri “N”, una exnovia de Norberto Ronquillo señalada como posible autora intelectual de su secuestro y asesinato.

En entrevista durante el Foro “Hacia la profesionalización de la Fiscalía General de Justicia”, aclaró que no se ha solicitado la colaboración de autoridades de otras entidades de la república, pues la búsqueda sigue en la CDMX, por lo que confió en que habrá pronto resultados.

“Hasta el momento suman cuatro los detenidos involucrados en el caso, quienes fueron vinculados a proceso, pero se está en la etapa de investigación complementaria”.

¿Por qué buscan arresta a la exnovia de Norberto Ronquillo?

Yuri “N” tiene 22 años de edad y habría ordenado el secuestro y homicidio del joven estudiante de la Universidad del Pedregal por la supuesta deuda de 600 mil pesos que habrían sido tomados de un fideicomiso.

El rector de la Universidad del Pedregal , Armando Martínez, confirmó en julio que Yuri “N” fue alumna de dicho centro educativo durante 4 meses de 2016. Durante ese lapso, la ahora prófuga de la justicia se involucró en una relación sentimental con Norberto.

La versión de la supuesta deuda se desprende de los testimonios de los 4 detenidos por el caso, quienes en sus declaraciones ministeriales señalaron que la imputada fue quien “puso” al joven y les proporcionó información sobre su rutina a la salida de la escuela.

Norberto Ronquillo fue secuestrado el pasado 4 de junio y las autoridades hallaron su cuerpo una semana después. Sus captores lo interceptaron en el camino de la universidad a su casa y lo resguardaron en una casa de seguridad de Xochimilco, donde posteriormente lo asesinaron pese a que sus familiares pagaron su rescate.