El Mañana

lunes, 22 de abril de 2019

Nuevo Laredo 29 diciembre, 2018

Proteja los árboles de los cambios de clima

La mejor forma de cuidarlos es recubrirlos con plástico de burbujas, ya que éste combina la capacidad aislante con las cápsulas de aire que acentúan su efecto

También se pueden utilizar otros materiales, como tela arpillera o de alfombras viejas.Realizar esta acción ayuda a disminuir el riesgo que los árboles se sequen. FOTOS: FERNANDA VALTIERRA/ EL MAÑANA

4200

Por Fernanda Valtierra

Jardineros de la localidad emitieron una serie de recomendaciones para proteger sus árboles del constante cambio de clima, debido a que las bajas temperaturas también afectan las áreas verdes al igual que los seres humanos y las mascotas.

Don Pedro, un jardinero, señaló que la combinación del frío y el sol de invierno es lo que más daño puede causar en la corteza de los árboles, y esta temperatura ha imperado en la región los últimos días.

“En invierno lo que sucede es que hay cambios muy bruscos de temperaturas, por la noche baja mucho el termómetro y al medio día sale el sol, estas variaciones provocan lo que se conoce como necrosis”, detalló el experto.

Explicó que la mejor forma de proteger a los árboles del frío es recubrirlos con plástico de burbujas, el mismo que se emplea para embalar objetos frágiles ya que este material combina la capacidad aislante del plástico con la presencia de cápsulas de aire que acentúan su efecto. 

“Si no se cuenta con plástico de burbujas, se pueden utilizar otros materiales, como tela arpillera o de alfombras viejas, cartones, papel de periódico, pero tienen que recubrir todo el tronco del árbol desde abajo hasta arriba”, expresó.

Dijo que para proteger las plantas  recomienda cubrir éstas y flores más sensibles con lonas, cercos, paneles u otros elementos que las resguarden del viento, ya que éste las deshidrata.

Disminuir el riego de las plantas y árboles debido a que el invierno seca las especies autóctonas y detienen su crecimiento, dejan de consumir agua y nutrientes y es casi innecesario regarlas, en caso de regar, hacelo con agua tibia y evitá mojar la planta para que no se congelen los restos de agua que quedan en ella.