El Mañana

jueves, 17 de octubre de 2019

Laredo Texas 16 junio, 2019

Proyectan zonas de silencio para el tren

En agosto del año pasado el Cabildo dio un paso muy importante para eliminar el añejo problema de ruido de trenes que afecta a 90 mil habitantes en Laredo

Bajo un programa especial, el tren dejará de pitar en muchos cruceros. FOTOS: FRANCISCO DÍAZ/EL MAÑANA

4200

Por FRANCISCO DÍAZ

LAREDO, TX.- En la junta de Cabildo del lunes, directivos de la empresa ferroviaria Kansas City Southern presentarán un proyecto para establecer zonas de silencio, donde los trenes no podrán pitar.

“Esta presentación nos ayudará a definir el diseño del proyecto en general, ya sabemos dónde debemos ubicar las zonas de silencio pero necesitamos diseñar lo que se necesita construir o agregar en cada crucero”, dijo el regidor Roberto Balli.

Recordó que en agosto del año pasado el Cabildo dio un paso muy importante para eliminar el añejo problema de ruido de trenes que afecta a 90 mil habitantes de Laredo. El programa de zonas de silencio busca reducir las molestias en las zonas residenciales que todos los días se enfrentan al problema del intenso ruido que hacen las máquinas al pasar por los vecindarios.

Un estudio de la empresa Kimley Horn determinó que el problema impacta las vidas de 90 mil residentes de Laredo, quienes viven cerca de los 32 cruceros más transitados de la ciudad por donde pasa el tren.

Los 16 trenes que circulan por la ciudad, ocho de día y ocho de noche, generan un total de 2 mil 48 pitazos por día, ocasionando severas molestias a quienes viven cerca de las vías del tren, en especial durante las noches.

En agosto del 2018 el cabildo decidió dar luz verde a la implementación del programa de zonas de silencio. El estudio identificó tres alternativas, pero a petición de Balli se optó por seleccionar la primera, que tendrá un costo de 1.1 millones de dólares, pues ofrece una reducción más grande. Bajo esta propuesta se establecerá una zona de silencio desde Arkansas a Vidaurri, donde será necesario colocar plumas de seguridad en seis cruceros.

Dichos puntos son los de Zaragoza, Santa Isabel, Vidaurri, Juárez, Santa Rita y Marcella Avenue. El estudio determinó además que será necesario cerrar la intersección de Vidaurri y los rieles para dar más agilidad al paso del ferrocarril.

Esta propuesta cumple con una ley que establece que los cruceros fuera de la zona de silencio deben estar ubicados a más de 600 pies. Incluye mejoras en las intersecciones del tren con las calles Santa Rita, Juárez, Convento, Corpus Christi, Marcella, Market y Seymour.

Las zonas de silencio se hacen muy necesarias tomando en cuenta que el movimiento por tren crece a un ritmo de un 5 a un 7 por ciento por año, lo que significa que el problema del ruido de las máquinas va en aumento.