El Mañana

miércoles, 17 de julio de 2019

Laredo Texas 16 mayo, 2019

‘Que no haya un policía más, muerto por un civil’

'Que no haya un policía más, muerto por un civil', dijo Susano Castillo junior

“Que no haya un policía más, muerto por un civil”, dijo Susano Castillo junior. FOTO: MAURICIO BELLOC/EL MAÑANA

4200

Por Anónimo

LAREDO, TX.- Susano Castillo, policía y padre de seis niños, a sus 44 años de edad, contaba los días pues en dos semanas se retiraría de la corporación y ese día restaban dos horas para entregar el turno, pero cayó víctima de las balas de un adulto agresivo y alterado que parapetado en casa después de amenazar de muerte a su mujer, disparó contra Castillo y su compañero, cuando el par de patrulleros atendieron un llamado de disturbio doméstico, con disparos.

“El hombre, ya algo adulto, ya había dejado de disparar, pero parece que al escuchar el sonido de las sirenas de las patrullas, se volvió alterar, cuando llegaron mi papá y su pareja reanudó los disparos, uno dio en el pecho de papá, como a los 10 días murió del balazo recibido, ya jamás regresó a casa”, dijo Susano Castillo junior.

El hijo del oficial recuerda como si fuera ayer ese sábado 9 de junio de 1962, van a ser 56 años de ello, él como el mayor de los vástagos, tenía 20 años y se acababa de casar, su padre cayó como a las 03:00 de la tarde, en el lado oeste del primer cuadro de la ciudad, barrio “El Cuatro”.

“Fueron varios balazos, el tipo les disparó con un rifle calibre 22, fue hospitalizado grave y falleció a los seis días”.

Fue en la calle Iturbide, en el centro histórico, el señor grande un tanto agresivo ya había hecho varios disparos, parecía que todo había terminado.
“Sólo un hermano mío imitó a mi padre en ser policía, pero unos años después cursó estudios superiores y con carrera, cambió de profesión y el sentido de su vida, en la familia no ha habido policías”, dijo Susano hijo, dedicado a las finanzas.

Que ya no haya policías muertos, es el deseo de un hijo de uno de ellos.