El Mañana

sábado, 20 de julio de 2019

16 mayo, 2019

Rayados derrota por la mínima a Tigres en la ida de la semifinal del clausura 2019

Rayados apenas pudo capitalizar una de sus jugadas para irse con ventaja al “Volcán”

Agencias

4200

Por Agencia Reforma

MONTERREY.- Los Rayados tomaron ventaja en la Ida de la Semifinal Regia del Torneo Clausura 2019 y lo hicieron sin recibir gol en casa, por lo que hasta perdiendo por diferencia de un gol el juego de Vuelta siempre y cuando anoten, podrían avanzar a la Final de la Liga MX.

El Monterrey hizo un negocio redondo en el Estadio BBVA, ganó 1-0 con un gol de Dorlan Pabon y su defensa se comportó a la altura para ponerse en una inmejorable posición de eliminar a los felinos por tercera vez en la historia en esta instancia. Se va haciendo una costumbre con Diego Alonso como director técnico que el conjunto albiazul gane por 1-0 un partido de Liguilla en casa. Es más, no conoce otro marcador después de cuatro partidos de fase final de la Liga MX desde el torneo pasado.

Así le ganó a Santos y Cruz Azul en la Liguilla del Torneo Apertura 2018, de esa misma forma le ganó al Necaxa en Cuartos de Final de este certamen y repitió anoche la fórmula ante Tigres.

La estrategia fue similar a la de esos partidos, presionar al rival en la salida, recuperar rápido la pelota y buscar adelantarse en el marcador, para luego manejar la ventaja.

Si en otros momentos le ha jugado en contra, últimamente la fórmula ha sido exitosa para Alonso y sus pupilos.

Anoche, Pabon “le dio la razón” al planteamiento de Alonso con un gol que llegó después de un par de avisos de Rogelio Funes Mori a la portería de Nahuel Guzmán.

A los 13 minutos, Dorlan anotó con un suave toque de pierna derecha que más que tiro parecía pase para Funes Mori. El “Mellizo” esquivó el balón, que cruzó toda el área y Guzmán quedó fuera de la jugada para limitarse simplemente a ver cómo caía el gol.

El Monterrey continuó con su dominio hasta pasada la media hora de juego, pero en la segunda parte, ambos hicieron ajustes. Tigres, como era natural, restó gente en el fondo, adelantó línea y los albiazules se pararon para no dejarlos jugar.

En buena medida lo consiguieron, porque aunque los auriazules tuvieron más tiempo el balón, el portero Marcelo Barovero no tuvo alguna jugada de peligro que defender.

Con este resultado, los Tigres están obligados a ganar por 1-0 o por dos o más goles de visitante si Rayados anota.

La Vuelta será el sábado a las 7:00 de la tarde en el Estadio Universitario.