El Mañana

jueves, 18 de julio de 2019

Laredo Texas 5 mayo, 2019

‘Reciclan’ los polleros a menores migrantes

Organizaciones criminales transnacionales continúan beneficiándose de los individuos que utilizan las lagunas en el sistema de inmigración para cometer fraude

FOTO: CORTESÍA

4200

Por Agencias

EL PASO, TX.- Autoridades de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos investigan en El Paso las actividades delictivas de una red de “reciclaje” de niños centroamericanos, a quienes se les obliga a realizar el peligroso viaje a Estados Unidos.

A nivel local, agentes de la Patrulla Fronteriza que trabajan en conjunto con agentes de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y oficiales de la Oficina de Operaciones de Campo (OFO) de CBP identifican al menos un caso probable de este ilícito.

El miércoles, durante el procesamiento de grupos familiares bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza, un oficial de OFO notó varias inconsistencias que lo llevaron a sospechar que el niño y el presunto padre no estaban relacionados.

Al continuar los interrogatorios, los agentes pudieron obtener pruebas suficientes para determinar que el niño había sido “reciclado”: es decir, lo habían hecho pasar como supuesto hijo de migrantes en busca de asilo en EU en al menos dos casos anteriores.

Las organizaciones criminales transnacionales continúan beneficiándose de los individuos que utilizan las lagunas en nuestro sistema de inmigración para cometer fraude, señala la Patrulla Fronteriza en un comunicado.

Para evitar este tipo de fraudes, autoridades migratorias dieron a conocer la implementación de pruebas voluntarias de ADN cuando sus agentes sospechen que migrantes adultos afirman fraudulentamente ser padres de los menores que los acompañan tras cruzar la frontera de Estados Unidos con México.

Las pruebas de ADN se efectuarán una vez que los agentes de CBP a cargo de la vigilancia fronteriza, hayan remitido los posibles casos de fraude al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), que efectúa las tareas policiales relacionadas con migrantes en el interior del país. Sin embargo, equipos de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) fueron destacados en fecha reciente en la frontera sur para que cooperen en las pesquisas sobre tráfico de personas.

La prueba de ADN se efectúa de manera rápida: consiste de un raspado bucal con un hisopo tanto al adulto como al menor, y el resultado está listo en un par de horas. El padre hará el raspado al menor, según las fuentes.

“A estos grupos no les preocupa el bienestar o la seguridad de los niños y grupos familiares que son contrabandeados a la frontera suroeste. La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos ha advertido continuamente sobre la existencia de este tipo de actividad ilícita y explotación de menores”, asegura la corporación a través de un texto enviado a los medios.

Agentes de la Patrulla Fronteriza que trabajan en conjunto con CBP identifican al menos un caso probable de este ilícito.