El Mañana de Nuevo Laredo

8 noviembre, 2020

Resisten comercios embate de pandemia




Aguantan más de 100 días de restricciones y aunque algunos debieron aplicar medidas dolorosas y sacrificar sus ganancias, consiguen salir adelante

Por Eddie de Alba


Compartir esta publicación

A lo largo de casi ocho meses de la pandemia el comercio organizado de Nuevo Laredo ha registrado pérdidas, sin embargo aunque algunos bajaron sus cortinas tanto para prevenir la propagación del virus, como para hacerlo de manera definitiva, la gran mayoría de estos han resistido pese a las carencias económicas.

De los aproximadamente mil 300 negocios afiliados a la Cámara en Nuevo Laredo, sólo cinco hasta el momento se han despedido definitivamente. “Siete de cada 10 negocios en Nuevo Laredo bajaron hasta un 20 por ciento sus ingresos, el 18 por ciento bajó hasta la mitad y sólo el 2 por ciento registraron un ingreso superior al año pasado”, expresó Alejandro Urbiola, presidente de la CANACO en Nuevo Laredo.

Según cifras de la Cámara Nacional de Comercios Servicios y Turismos de Nuevo Laredo, el comercio local en este periodo de tiempo tuvo que buscar la manera para salir a flote, sobre todo aquellos que se catalogaron como no esenciales.

“Entre los que se destacan los salones para banquetes, las florerías, las fotografías para eventos, las albercas públicas y privadas y los restaurantes pequeños”, explicó Urbiola.

Sobre el cierre de negocios locales, al menos cinco afiliados a CANACO cerraron sus puertas de manera definitiva, es decir solo una mínima parte.

Aunque algunos comerciantes tuvieron que bajar cortinas para prevenir la propagación del virus, otros debido a la suspensión por parte de inspectores de la comisión estatal de protección contra riesgos sanitarios, y además por las dificultades económicas que surgieron, hasta la fecha los diferentes rubros de comercios han sabido sobrevivir frente a dichas adversidades. Tal es el caso de El Boliche, Office Depot, Del Sol y otras tiendas de ropa y calzado que cerraron puertas, pero actualmente continúan en función.

Por otra parte, Cinemex Plaza Real, quien se ubicaba en la plaza comercial donde se encuentra HEB y Lasser Plannet, han sido algunos de los grandes negocios que dijeron adiós por el daño colateral, quienes a pesar de los esfuerzos por mantenerse dejaron de operar.

Sin embargo, aunque otros negocios pequeños que recién se constituían no tuvieron más salida que finalizar sus servicios, la resistencia frente a los estragos de la pandemia ha sido memorable.

Muchos duraron más de 100 días de restricciones frente a la contingencia, por lo que a pesar de ello tuvieron que aplicar medidas para recortar los gastos, como bajar el sueldo a los trabajadores, cerrar sucursales y hasta operar desde casa, pues de esta manera han sabido llevar más de ocho meses, y culminar lo que quizás para la mayoría ha sido el año más difícil financieramente.


Compartir esta publicación

Más noticias