El Mañana

lunes, 16 de septiembre de 2019

Laredo Texas 23 agosto, 2019

Salud enfrenta serios problemas en frontera

Más de la mitad de la población carece de seguro médico, además hay escasez de doctores para combatir enfermedades en comparación con el resto del estado

Cortesía

4200

Por FRANCISCO DÍAZ

LAREDO, TX.- La zona fronteriza de Texas con México enfrenta serios retos de salud pública porque más de la mitad de su población carece de un seguro médico y además, hay escasez de doctores para combatir las enfermedades.

En la conferencia binacional de salud Border Health Caucus, celebrada ayer en Laredo, se informó que la disparidad socioeconómica de la frontera es la principal causa para tener severos problemas de salud en comparación con el resto del estado.

Luis Benavides, presidente del Border Health, dijo que los estudios indican que debido a los problemas de salud de los residentes fronterizos, cada año se pierden 3 billones de dólares en productividad por enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, obesidad y sobrepeso.

La frontera de Texas con México tiene unos 3 millones de pobladores de los que el 88.4 por ciento son hispanos, el 29.3 por ciento vive en condiciones de pobreza, el 46.1 por ciento no tiene seguro médico, el 31.7 por ciento no habla bien el inglés y el 32.8 por ciento no tiene diploma de preparatoria. “Por eso la frontera se ve afectada por patologías muy complejas como la obesidad, la diabetes mellitus, cáncer cervical, altos niveles de cesáreas y la proliferación de enfermedades infecciosas como la tuberculosis”, indicó.

En la conferencia se informó que gran parte de la zona fronteriza de Texas con México es considerada de escasez de profesionales de la salud, en especial médicos familiares, esto pese a que en los últimos cinco años se registró un leve incremento en la llegada de doctores.

En el estado de Texas se estima que hay 193 médicos por cada 100 mil habitantes, muy por debajo de California, New York, Florida e Illinois entre los estados más grandes. La escasez es mayor en la zona de la frontera con menos de 180 médicos por cada 100 mil residentes.

Los miembros del Caucus de Salud Fronteriza dijeron estar optimistas porque en los siguientes años lleguen más médicos ya que en este 2019 se abrió una escuela de medicina en Fort Worth con 60 estudiantes, en el 2020 abrirá otra en Houston con 30 alumnos y otra más en Conroe, Texas con 160 estudiantes.

“Los retos para la frontera son fuertes en salud pública, pero trabajando juntos podemos superarlos”, dijo el doctor Benavides.