El Mañana

domingo, 17 de noviembre de 2019

Seguridad 26 abril, 2019

Sangriento ataque de abuela a marido

Hiere al hombre con un trinche y un cuchillo, le lanza una taza de agua hirviendo, prende fuego a la ropa de él y por poco muere intoxicada

Redacción

4200

Por Anónimo

Nuevo Laredo.- Tras sufrir un cambio inusual en su estado de ánimo, una abuela de 86 años hirió con un trinche de cocina a su esposo de 75. Después lo atacó en un brazo con un cuchillo y ya por último le lanzó una taza con agua hirviendo.

Después de la agresión, el abuelo se salió de su casa y se refugió en la de su hija, pero la cosa no acabó allí, la mujer le prendió fuego a la ropa de su pareja, lo que provocó que la vivienda empezara llenarse de humo. En ese momento también se encontraba dentro el nieto de ambos, dormido, pero despertó al darse cuenta de lo que pasaba y rescató a su abuela de entre el humo, salvándose ambos de una muerte segura por intoxicación.

Joel, de 20 años, fue hacia donde estaba su abuela Amalia, la cargó y salió con ella hacia la galería de la casa, pero como la puerta estaba cerrada con llave, el joven la cruzó rompiendo el vidrio y la puso en una mecedora para después pedir auxilio.

El incidente ocurrió ayer por la mañana en la vivienda ubicada en la Privada B-1 de la colonia Infonavit. Bomberos y paramédicos llegaron al domicilio, dándose cuenta que sentada en una mecedora estaba la abuelita y el joven Joel, siendo ambos asistidos en ese momento.

Paramédicos de Protección Civil los auxiliaron, confirmando que ambos estaban a salvo, interviniendo los bomberos para sofocar el fuego que había en un montón de ropa en el interior de unos de los cuartos.

LA HISTORIA

Una hija del matrimonio llegó a la casa de la Privada B-1 declarando que salió muy temprano a una cita en el Seguro Social y cuando regresó se encontró con el incidente. Al no encontrar a su padre, dijo que era posible que su progenitor estuviera en la casa de otra hermana en la colonia América número 4.

Luego de que los paramédicos terminaron su labor, el personal de Protección Civil se trasladó a dicha colonia en busca de don Ramón, ya que se decía había sido herido por su esposa.

Y efectivamente el señor fue encontrado en la casa ubicada en Laguito 220, con una herida en el antebrazo izquierdo, misma que le fue atendida por los paramédicos.

El hombre, quien no cuenta con su pierna derecha, les dijo que salió huyendo de la casa, ya que su esposa Amalia lo picó en la espalda con un trinche de cocina y luego le tiró un tajo con un cuchillo y lo hirió en el brazo izquierdo, además de lanzarle agua hirviendo.

Explicó que ambos se levantaron muy temprano y que ella fue a la cocina para preparar agua para el café. Él se quedó en la recámara y de pronto sintió que lo picaban en la espalda, dándose cuenta que era su propia esposa, quien enseguida lo hirió con el cuchillo de la cocina. Se paró y salió huyendo de la casa para irse a refugiar a la de su hija, cerrando con llave la puerta principal sin darse cuenta de lo demás.

SUFRE DE LOS NERVIOS

Una de las hijas de la ancianita dijo que su madre sufre una condición neurológica y que ya la han llevado a un Centro Psiquiátrico del oriente de la ciudad, pero no le han han tenido cupo ni tiempo para ella, por lo que teme que algo malo le vaya a pasar en el futuro.