El Mañana

domingo, 24 de marzo de 2019

Nacional 11 enero, 2019

Se ampara Deschamps

En pleno operativo antihuachicol, Carlos Romero, líder del sindicato petrolero, se ampara contra orden de aprehensión o citatorio judicial

Carlos Romero Deschamps, líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana

4200

Por El Norte

Cd. de México (11 enero 2019).- En pleno operativo contra el huachicol, el líder nacional del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, teme ser detenido por el Gobierno federal.

El ex Senador del PRI presentó una demanda de amparo para pedir que sea suspendida cualquier orden de aprehensión que exista en su contra, ya que asegura que el pasado fin de semana unos supuestos agentes comenzaron a buscarlo.

La petición de amparo ocurre luego que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador señaló que personal de Petróleos Mexicanos está coludido en el robo de combustibles, pero nunca ha mencionado al líder sindical.

Según información judicial a la que tuvo acceso Grupo REFORMA, el amparo 11/2019 lo solicitó el martes pasado contra todos los jueces federales de la Ciudad de México, la Policía Federal, la Agencia de Investigación Criminal y su Policía Federal Ministerial, ambas adscritas a la Fiscalía General de la República, antes denominada PGR.

En su demanda, el líder petrolero solicitó ser protegido contra cualquier orden de comparecencia o citatorio y tener acceso a cualquier investigación en su contra, petición que fue turnada a Jesús Chávez Hernández, juez Décimo Tercero de Distrito en materia de amparo.

De acuerdo con información federal, Romero Deschamps explicó que los sujetos que acudieron a buscarlo estaban vestidos con uniformes de policía y se presentaron en las oficinas de sus abogados para preguntar por él.

Ante la insistencia, el personal del despacho cuestionó a los individuos sobre la razón por la que buscaban al líder petrolero y éstos simplemente respondieron que tenían “un asunto” que atender con él.

Aunque Romero Deschamps y sus familiares han sido cuestionados en el pasado por la ostentación y sus lujos, esta vez el líder gremial pidió al juez que, a la hora de suspender cualquier acto de autoridad en su contra, le fije el pago de una garantía asequible.

Esto lo solicitó de manera expresa porque aseguró que su situación económica no le permite erogar cantidades “importantes” de dinero.

El juez aún no le ha concedido la suspensión. Por el contrario, le hizo una prevención para que aclare por qué los presuntos agentes que lo buscaron pertenecerían a alguna corporación federal y no a otras, dado que hizo una descripción genérica de ellos.