El Mañana

domingo, 16 de junio de 2019

Nuevo Laredo 6 junio, 2019

‘Sé que voy a morir, sólo quiero justicia’

Elizabeth acudió al médico particular para que le revisaran, y le realizaron una biopsia confirmándole cáncer de mama

El Mañana

4200

Por EMMA TREVIÑO

Nuevo Laredo.- “Yo ya no tengo nada que perder, sé que me voy a morir… sólo quiero justicia para todas las pacientes con cáncer que ha desahuciado y se ha negado atender, pero sobre todo para que ya no siga causando más daño”, expresó Elizabeth Aguirre Gudiño, de 52 años, desahuciada el 11 de abril del 2018, por el doctor Eduardo Rodríguez Balderas, oncólogo del Seguro Social.

En el 2015, a Elizabeth le detectaron una bola en su seno derecho, por lo que acudió al médico particular para que le revisaran, y le realizaron una biopsia y le confirmaron cáncer de mama.

Con diagnóstico en mano, acudió al IMSS con el doctor Ortiz, quien le hizo la mastectomía, pero nunca fue canalizada para que le dieran quimioterapia, y a los dos años la enfermedad hizo metástasis en su cuerpo, y es cuando empezó su martirio.

“Ahí fue cuando me mandaron con el doctor Eduardo Rodríguez Balderas, las primeras palabras que me dijo fueron: ‘No sé para qué me la manda el doctor Ortiz si como quiera usted ya se va morir, yo no le voy a dar ningún tratamiento, yo no le doy más de tres meses de vida’”, expresó entre palabras encontradas, pues no esperaba eso, por lo que salió desbastada y llorando.

A los días, Elizabeth regresó con el oncólogo para suplicarle que le ayude a salvar su vida, que hicieran la lucha, que Dios tenía la última palabra, y le dio algunas quimioterapias, pero de mala gana y maltratándola siempre, remarcándole que se iba a morir y, de eso ya pasó un año.

“Yo creo que él se porta así porque no me quise atender con él en lo particular, y como le digo, me atendió de mala gana y me ponía en la quimioterapia esteroides, y eso para las tumoraciones que tengo es la muerte”, expresó.

Dijo que sólo le aplicó seis quimioterapias; aunque se suponía que de ahí seguirían las radiaciones, nunca llegaron, además de las tres bolitas que tiene abajo del seno derecho, le tomaron muestras para una biopsias en febrero y es fecha que nunca llegaron los resultados, aun sin ellos le iniciaron las quimioterapias, y al ya no darle estas terapias le cambian el tratamiento por las pastillas anastrazol y el tumor salió hacia afuera que supura y huele mal.

Además, nunca la envió a Monterrey, Nuevo León, a donde según la canalizaría para que la atendieran; sin embargo, ya no la quiere consultar y los tratamientos se los niega, por lo que es su esposos e hijo quienes tienen que ir en busca de ellos, pese a que su dolor es ya insoportable, pues está consciente que su final está cerca.

“Yo sólo quiero justicia, justicia, justicia para todos los pacientes que nos ha maltratado, pero sobre todo para que ya no siga haciendo daño, sé que me espera la muerte, mi cáncer ya es incurable. ¡Ya basta de tanto maltrato!, es momento de que se haga justicia”, manifestó Elizabeth, quien ya puso una denuncia contra la Conamed(Consejo Nacional de Arbitraje Médico).

Expresa Elizabeth Aguirre Gudiño, de 52 años, desahuciada el 11 de abril del 2018, por el doctor Eduardo Rodríguez Balderas, oncólogo del IMSS