El Mañana

sábado, 16 de noviembre de 2019

Deportes Americano 21 octubre, 2019

Se sacude Dallas malaria en casa

El cuadro Vaquero dominó a placer a las Águilas, superándolos en ofensiva y defensiva

Agencias

4200

Por Agencias

ARLINGTON.- En juego vital del domingo por la noche, los Vaqueros de Dallas se quitaron una racha de tres derrotas seguidas y de paso se pusieron como líderes divisionales tras vencer 37-10 a las Águilas de Filadelfia.

Las claves del juego fueron dos. La primera de ellas fue que la línea ofensiva y defensiva de Dallas dominó durante todo la noche, lo que provocó muchas facilidades para Dak Prescott y muchas complicaciones para Carson Wentz. La segunda de ellas fue que los Eagles perdieron cuatro veces el balón y difícilmente ante tal cantidad de pérdidas se puede aspirar al triunfo.

Ezekiel Elliott acumuló 111 yardas y un touchdown, Dak Prescott aprovechó las facilidades que le brindó la defensa rival.

La primera ofensiva del juego la tuvo Filadelfia, pero un balón suelto provocó que rápidamente lo capitalizaran los Cowboys con la recepción de Austin para el 7-0.

En su avance hacia la zona de anotación, Elliott embistió al safety Malcolm Jenkins. Prescott tampoco tuvo problema para completar un envío de touchdown tras fingir que le entregaría el balón a su corredor estelar.

El quarterback anotó también en un acarreo, y los Vaqueros (4-3) recuperaron el primer puesto de la División Este de la Conferencia Nacional, al cortar una racha de tres derrotas consecutivas, la cual siguió a un comienzo de campaña con foja de 3-0.

La seguidilla de tropiezos había echado por tierra las altas expectativas que tenían los campeones defensores de la División.

Carson Wentz vio interceptado uno de sus envíos e incurrió en dos de los tres balones que soltó Filadelfia. Las Águilas (3-4) cayeron por segunda vez consecutiva, luego de hilvanar dos triunfos, con los que pareció que el equipo encarrilaba su temporada.

Brett Maher convirtió un gol de campo de 63 yardas, en la última jugada antes del descanso, para colocar a Dallas arriba por 27-7. Desde 2016, cuando Doug Peterson ocupó el puesto de entrenador de las Águilas, Filadelfia nunca había permitido tantos puntos en una mitad de un encuentro.

Maher, el único pateador en la historia de la NFL con más de un gol de campo de al menos 62 yardas, ostenta ahora tres. La semana pasada, había convertido uno de 62 frente a los Jets de Nueva York.

Su otra patada de esa longitud llegó la campaña anterior, también ante Filadelfia.

El acarreo de anotación de ocho yardas concretado por Prescott fue el 21 en su carrera. Rompió el récord de Roger Staubach, de 20 acarreos de touchdown por parte de un quarterback.

En el segundo ataque, ahora Wentz perdió el ovoide y un acarreo de Ezequiel Elliott aumentó la diferencia.

Para el segundo medio, Dallas sobrellevó el juego y al final consumó la victoria 37-10.

Dak Prescott completó 21 de 27 pases, sumó 239 yardas y dio un pase de anotación, mientras Carson Wentz completó 16 de 26 pases, sumó 191 yardas y un pase de touchdown.