22 noviembre, 2020

Señalan fallas al IMSS; pero no reciben apoyo




Al menos tres trabajadores del IMSS, una oncóloga y dos enfermeros en Nuevo Laredo, tienen demandados a los directivos y otros empleados de confianza por supuesto acoso laboral

Por Emma Treviño


Compartir esta publicación

Al menos tres trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), una oncóloga y dos enfermeros en Nuevo Laredo, tienen demandados a los directivos y otros empleados de confianza por supuesto acoso laboral y una serie de irregularidades por la usurpación de funciones por parte Eduardo Rodríguez Balderas, quien se hizo pasar por oncólogo y fue acusado por pacientes por negligencia médica, lo que le costó la vida a decenas de personas con cáncer.

Las denuncias contra este médico ostentan desde el 2014, sin que hasta ahora el Instituto Mexicano del Seguro Social haya hecho algo al respecto, al contrario fue protegido por el Sindicato a mediados del 2019, cuando el director del Hospital General de Zona Número 11 del Seguro Social reconoció que Rodríguez Balderas sólo tomó un diplomado en oncología impartido por el IMSS en la Ciudad de México, pero no cuenta con la especialización, no tiene título ni cédula profesional que lo avale como tal.
Incluso Rodríguez Balderas ocupó el cargo de director en el Centro Oncológico de Nuevo Laredo, en donde también lucró con la salud de los pacientes y de donde tiene un gran número de denuncias.

CON LICENCIA

Aunque altos mandos conocen esta situación, Rodríguez Balderas cuenta con una licencia para no perder su plaza en el IMSS y con goce de sueldo, según los denunciantes.

Los quejosos aseguran que no puede laborar como oncólogo, pero sí puede hacerlo como médico cirujano partero, que es de lo que sí tiene un título profesional.

En este mismo año, en su momento el comisionado Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), Óscar Villa Garza recientemente fallecido por Covid-19, aseguró que interpondría una denuncia penal contra Rodríguez Balderas, por usurpación de funciones, cuestionando el porqué las autoridades del Seguro Social no lo habían hecho, por lo que dijo que jamás podrá ejercer como oncólogo aunque sí como médico cirujano partero.

En el caso de la médico cirujano partero e internista, Kristel González Terán, tras su denuncia por esta situación y un proceso de salud que enfrenta desde el 2018, en el cual requirió una cirugía que tuvo que practicarse en lo particular, le fueron negados estudios como una resonancia magnética, incapacidades; estas últimas por acoso del responsable de entregárselas, negándosele además los tratamientos que necesita para su colostomía.

Aunque la trabajadora médica ha denunciado dichas irregularidades ante las autoridades del IMSS, la Comisión de Derechos Humanos de Tamaulipas y la Secretaría de la Función Pública (SFP), no ha procedido ninguna queja hasta ahora.

MÁS DENUNCIAS

Los trabajadores presentaron denuncias por irregularidades a los directivos actuales y uno jubilado de la Unidad de Medicina Familiar 76, a quien acusan de agredir a las mujeres, sin que sea sancionado.

Médicos y enfermeras han denunciado que uno de estos directores, el doctor Marcos Daniel Enríquez Sánchez, quien antes de ocupar este puesto directivo era líder sindical, por lo que no puede estar frente a este cargo, pero es protegido por el Sindicato al cual pertenece, y al que aparentemente renunció, cuenta con cuatro denuncias penales.

Además, personal del Hospital y de las dos Uhnidades Familiares aseguran que no cuenta con el perfil necesario para las responsabilidades de directivo.

Según información publicada en Los Ángeles Press, a la denuncia contra el personal del IMSS se agrega el “robo de estudios subrogados” que supuestamente realizan a los pacientes en un hospital particular y que dicha documentación se entrega al Hospital del IMSS, los cuales no se realizan y sí se pagan, lo cual consta de más de un millón de pesos de estudios falsos.

Los empleados señalan que el instituto tiene entre sus irregularidades nombrar personal no apto para puestos, sólo por ser líderes sindicales.


Compartir esta publicación

Más noticias