El Mañana

sábado, 19 de octubre de 2019

Laredo Texas 14 julio, 2019

Serían 4 homicidios en lo que va del año

Con uno fuera de la ciudad, el de un ranchero ocurrido en el Condado de Webb, en un rancho en el área de Los Botines al noroeste de este municipio

FOTOS: CORTESÍA

4200

Por MAURICIO BELLOC

LAREDO, TX.- Si es declarado homicidio el de la chica enfermera Myriam Camarillo, serían cuatro homicidios en lo que va del año en el área de Laredo, con uno fuera de la ciudad, el de un ranchero ocurrido en el Condado de Webb, rancho en el área de Los Botines, al noroeste de este municipio.

Mientras que en el 2018, hubo 11 adentro de la ciudad, mas cuatro asesinatos perpetrados por el supervisor de la Patrulla Fronteriza, Juan David Ortíz, cometidos afuera de los límites municipales, así como otro crimen de una mujer asesinada por su esposo, quien luego se suicidó en El Cenizo, Texas, a 15 millas de Laredo.

Este 2019, el primer asesinato ocurrió el martes 5 de febrero, el menor Jesús Alejandro Ramírez junior, de sólo 16 años de edad, recibió un balazo en la cabeza, estaba adentro de su casa, en la esquina de Lyon y Cedar, el chico falleció dos días después en un hospital de San Antonio Texas.
Alguien disparó hacia el domicilio.

El miembro de la Guardia Nacional de Texas, John “Javon” Lydell Tyler, fue asesinado por el laredense Gilberto Guadalupe Villarreal, de 23 años de edad, a las 05:21 de la mañana del domingo 31 de marzo, en la cuadra 43 de avenida Santa María, entre las calles Tacuba y Ortiz.

El militar afroamericano, fue ultimado a balzos por el fronterizo con antecedentes criminales, ellos pelearon a golpes antes, en un bar, luego Villarreal fue a buscarle donde sabía podía hallarlo, encontrándose en tal dirección donde lo mató de un balazo en el abdomen.

Tyler murió, era nativo de Baton Rouge, Louisiana y avecindado en Beaumont, Texas, visitaba a una madre de tres niños, que ahí vive en avenida Santa María cuadra 43.

EN UN RANCHO
Un joven mató a un adulto mayor disparándole con carabina y también con pistola, ocurrió el viernes 3 de mayo, en Las Tiendas, una congregación rural al noroeste de Laredo, fuera de la ciudad, pero adentro del Condado de Webb.

Francisco Javier Santos, de 25 años de edad, a patadas abrió la puerta de la casa de los hermanos González, tal vez para robar, éstos estaban adentro dormidos, despertándolos, entonces el intruso huyó corriendo, pero Ramiro González, de 66 años de edad, lo siguió, fue a buscarlo entre las brechas del rancho, tal vez para detenerlo o reclamarle.

Entonces el otro hermano González, no identificado por nombre de pila, dijo a los Alguaciles del Departamento del Sheriff del Condado de Webb que escuchó varios disparos, tiempo después encontró a Ramiro tirado en el camino, herido de bala y sin sentido, el hombre murió de varios balazos, disparados con rifle y pistola.

Las Tiendas es un amplio territorio que comprende el sitio donde hacen escuadra la carretera 83 Norte (rumbo a Catarina, Texas) y el camino rural 255 que conecta el puente internacional de Colombia.

PROBABLE ASESINATO
El lunes 1 de julio, a las 10:49 de la noche, la Policía fue llamada a un accidente en la cuadra 4 oeste de la calle Locust, barrio “Siete Viejo”, frente al parque techado de la ciudad, en la región central de Laredo, reportaron un carro Pontiac Gran Am, color verde oscuro, estrellado contra un poste de concreto o pilar de cemento.

En el asiento del copiloto fue encontrado Samuel Hernández, quien tenía 52 años de edad, estaba sin sentido y lucía muy lesionado o golpeado, fue trasladado a un hospital y cinco días después, el sábado 6 de julio, murió en el nosocomio, debido a las heridas que presentaba.

Las señas de impactos contundentes en la humanidad de Samuel Hernández, de primera impresión, no corresponden al choque, la Policía investiga a Alfonso Salinas, de 50 años, como persona de interés en este caso, porque según testigo, minutos antes, Salinas golpeó severamente a Hernández, luego lo subió al asiento del acompañante y estrelló el Pontiac contra un poste de conceto o barricada frente al parque, choque al parecer premeditado, para fingir que se lesionó y murió.

Éste no ha sido declarado como homicidio, pero podría tratarse de un asesinato preterintencional o no intencionado, causado por uso excesivos de fuerza física en la agresión a la víctima.

MUCHACHA ENFERMERA
Myriam Camarillo, de 27 años de edad, fue reportada como desaparecida desde el domingo 7 de julio a las 02:00 de la madrugada, al salir de un bar o antro, en la cuadra 13 de la calle Iturbide.

La noche del viernes 12, madrugada del sábado 13, la Policía encontró su cadáver en la casa marcada con el número 119 de la calle Saint Pierre, entre Abbeville y Bristol, colonia Dellwood Park, al noroeste de Laredo, sobre el Camino A Las Minas, a 200 yardas del río Grande.

Hay un joven arrestado, se trata de Joseph Steven Carrizales de 26 años, de edad, acusado en primer término, de estar con ella en el domicilio donde fue hallado su cuerpo, así como por contaminar dicha escena e intentar borrar evidencia.

El primer homicidio del año ocurrió en Lyon y Cedar, la noche del 5 de febrero, un chico de 16 años, recibió una bala en la cabeza.

John “Javon” Lydell Tyler, afroamericano miembro de la Guarda Nacional de Texas, murió a balazos.

Alfonso Salinas, podría convertirse en el tercer homicida del año.

El cuerpo de la joven Myriam Camarillo fue hallado ayer sábado en el 119 de la calle Saint Pierre.