El Mañana

martes, 20 de agosto de 2019

Nuevo Laredo 8 agosto, 2019

Sin rastros del “oncólogo” tras varias denuncias

Su partida de la ciudad fue repentina, incluso al dueño que le rentaba las oficinas como consultorio se fue sin pagarle

Denuncias provocan que huya el “oncólogo” Rodríguez Balderas, de Nuevo Laredo.

4200

Por EMMA TREVIÑO

Luego de las denuncias que se hicieron contra del médico que fungía como oncólogo, Eduardo Rodríguez Balderas “despareció” del ámbito médico, tanto de lo público como de lo particular, aun cuando es buscado por los hospitales y consultorios particulares en los que laboró.

“Al darnos cuenta que no contaba con cédula profesional, fuimos a buscarlo al consultorio en el que trabajaba en el edificio de Ofisdeco, ubicado por la calle Álvaro Obregón, nos encontramos que el consultorio estaba cerrado”, expresó Adolfo Benavidez Guerra, coordinador de la Comisión Estatal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Coepris).
Al no localizarlo, dijo que se buscó al dueño del edificio, sin que éste tuviera información al respecto.

“Su partida de la ciudad fue repentina, incluso al dueño que le rentaba las oficinas como consultorio se fue sin pagarle, llevándose el mobiliario”, refirió.

Dijo que el dueño del consultorio tenía días sin verlo, por lo que se cree que ante tanta denuncia que surgió de nueva cuenta en su contra, provocó su partida de la ciudad.

Al no localizarlo en su consultorio, personal de Coepris fue en su busca al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde obtuvieron como respuesta que se encontraba ausente, cuando éste pidió una licencia por tres meses, ya que es sindicalizado, plazo que está por vencerse.

Comentó que en el caso del galeno, la investigación ya se encuentra en el Estado y éste a su vez lo pasó a la Federación, ya que realiza una práctica mal ejercida, pues no puede ejercer una carrera si no cuenta con una cédula profesional y título, mucho menos hacer uso de otra para ejercer la oncología.

“En esta visita que le hicimos, era para verificar su situación profesional, que nos presentara la cédula, la documentación necesaria que lo avale como tal, pero no lo pudimos localizar, de ahí seguía una segunda visita, y si no los mostraba, ya Ciudad Victoria lo sanciona con suspensión de actividades hasta poder demostrar”, añadió Benavidez Guerra.