El Mañana

martes, 18 de junio de 2019

Nuevo Laredo 11 junio, 2019

Solicita el Obispo ayudar a migrantes

A través de una rueda de prensa, Sánchez Martínez señaló que como Diócesis hace un llamado al gobierno para que se implementen reformas necesarias a la Ley General de Migración y a su reglamento, para que promuevan políticas migratorias justas y humanas

El obispo, Enrique Sánchez Martínez, confirmó que los albergues están rebasados. FOTO: ALMA PIÑA / EL MAÑANA

4200

Por ALMA PIÑA

Más albergues seguros y acogedores para los migrantes y deportados es lo que solicita monseñor Enrique Sánchez Martínez, obispo de la Diócesis de Nuevo Laredo al gobierno.

“Veo problemas muy serios para la ciudad, porque no tenemos cómo atender a los que vienen, ni nos damos abasto para mucha gente entre migrante que está de paso en la ciudad o que vienen deportados; debemos de tener una infraestructura para atenderlos, y el gobierno debería tenerlo”, comentó el Obispo.

A través de una rueda de prensa, Sánchez Martínez señaló que como Diócesis hace un llamado al gobierno para que se implementen reformas necesarias a la Ley General de Migración y a su reglamento, para que promuevan políticas migratorias justas y humanas.

“Pedimos al gobierno fomentar políticas sociales que beneficien tanto a los migrantes como a la población mexicana, se le debe sumar la necesidad de albergues seguros y acogedores para los migrantes, pues el gobierno hasta ahora carece absolutamente de ellos”, destacó.

En la Casa del Migrante Nazareth, aseguró que el procedimiento para las personas que solicitan asilo a las autoridades americanas, se ha vuelto lento, ya que sólo llaman a 100 solicitantes por semana. Y aunque pareciera una disminución de migrantes, el señor Obispo manifestó que es todo lo contrario, ya que así como se atienden, son deportados más de 100 personas por semana.

En lo que va del año, se han presentado en el puente internacional, migrantes refugiados en la Casa Nazareth, 311 solicitantes de asilo, de éstos, 68 son cubanos, 45 mexicanos, 32 venezolanos y el resto de otros países como Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Perú, Ecuador, Chile y Jamaica.

Actualmente, los refugiados allí en espera de ser llamados por su petición de asilo son 69: 53 cubanos, cinco hondureños, cinco venezolanos, cuatro mexicanos, un ruso y un salvadoreño.

“El tiempo de espera es de 50 a 60 días, lamentablemente esto contribuye también a los abusos y explotación de los migrantes”, indicó el Obispo.