El Mañana

domingo, 22 de septiembre de 2019

Nuevo Laredo 28 mayo, 2019

Sufre niña infección por inyección en el IMSS

Jazmín, de 7 años, sufre mucho dolor y supura un líquido oscuro, pero sólo le dicen que tiene que lavar la herida con agua y jabón

4200

Por Emma Treviño

Jazmín, de 7 años, con síndrome de Down, fue llevada por su mamá a urgencias del Hospital del Seguro Social, ya que traía fiebre superior a los 39 grados. Le aplicaron una inyección y termina con una lesión en su glúteo derecho y los médicos sólo le dicen que le lave con agua y jabón neutro.

La pequeña ya tiene un mes de que le aplicaron la inyección.

“Cuando le vi ese círculo rosado y como con un bolita, por rapidez me la lleve a un consultorio similar y el doctor me pidió que la trajera a donde la vacunaron, ya que se le iba hacer más grande, de hecho me vine al hospital, pero fue lo mismo, sólo un jarabe, pero no le quitó nada y siguió haciéndose más grande”, expresó Nancy Flores, madre de Jazmín Torres.

Comentó que la cavidad tiene como una bola simulando un tapón negro, pero el problema que ya supura líquido café y le duele mucho a la niña.
“Yo no tengo recursos para llevarla a un particular, en el IMSS me dieron una receta para una pomada de 800 pesos, que no tuve para comprarla, sólo quiero que la atiendan, que la curen”, expresó.

Dijo que ese hueco tiene la medida de una moneda de 5 pesos, se hace más profunda y cada que la lleva al Seguro Social la respuesta que el dan es que es normal y sólo le lave con agua y jabón neutro.

La desesperada madre pide la intervención de algún médico para que revise a su hija y pueda atenderla, ya que a simple vista se ve infectado, pero en el Seguro Social no la atienden y tiene miedo que su hija sufra algún otro daño por falta de atención.

Mientras que un médico particular a quien se le cuestionó esta situación, dijo que la herida se ve infectada y necrosada, por lo que requiere con urgencia la atención ya que podría ocasionar más daño a la menor.

Refirió que este tipo de complicaciones se debe a diversas causas: mala técnica al vacunar o inyectar, rascado de la persona en la aplicación de la inyección o cuando se le está aplicando la vacuna la persona se mueve mucho.