Amor y tecnología van de la mano

Abuelita batalla con celulares y su nieto le inventa el "yayagram" para comunicarse con su familia

Su abuela, quien está alejada de la tecnología y además padece problemas físicos y de audición para manipular un celular, por fin puede comunicarse con sus familiares con el invento de uno de sus nietos
martes, 20 de abril de 2021 · 21:05

Lucio estaba muy preocupado por su abuela porque no entendía de tecnología y batallaba mucho para comunicarse con s familia.

Su abuela estaba aislada en su hogar por la cuarentena provocada por la pandemia de covid-19.

El hombre bautizó a su "cacharro", como lo llama su abuela, como el "yayagram" para hacerle la comunicación más sensiclla y poder llamar a sus amigos y familia de una manera simplificada y fácil.

El "yayagram" cuenta con un botón que la abuelita debe presionar para comenzar a grabar su voz, y después, como las antiguas telefonistas, seleccionar con quién quiere contactar. Entonces pronuncia su mensaje y este se envía, como un audio normal, y llega a la aplicación de mensajería Telegram que tienen descargada sus familiares.

Entonces les llega una notificación: “¡Yayagram tiene un mensaje para ti!” y pueden escuchar a su abuela.

Para contestar teclean con normalidad y pueden enviar su respuesta.

La abuelita Felisa, a continuación, recibe el mensaje y lo puede leer físicamente, en letra grande, gracias a una pequeña impresora térmicaconectada al Yayagram.

Su nieto explica que ella “no sabe muy bien cómo va esto”, pero está “encantada” por el mecanismo. El dispositivo funciona con WiFi y se conecta a la red eléctrica como cualquier aparato electrodoméstico. Además, tiene asas para que Doña Felisa pueda transportarlo a todos lados.

Manuel Lucio, quien es ingeniero de profesión, se ríe al recordar que la primera prueba que hizo con ella y lograron tener una conversación fluida que anteriormente no habían podido sostener.

La artrosis de Felisa Romano le impide teclera en pantallas o los teléfonos, además de padecer serios problemas de audición para poder usar un celular convencional.

El Yayagram utiliza una aplicación que él mismo diseñó y opera bajo el programa de mensajería Telegram.

El éxito de su trabajo le hace pensar el patentar el Yayagram, pero reconoce preferiría ver a gente construyéndolo para sus abuelos con problemas de movilidad y audición.

Manuel se confiesa sorprendido por el impacto que ha tenido su invento en las redes sociales. De dos interacciones en sus tuits recibe actualmente 40 mil en el que relata cómo construyó el Yayagram y pide tiempo para responder a la multitud de usuarios que le escriben para pedirle consejos.

El ingeniero ya está pensando en mejoras para su artefacto.