Lo que debes saber sobre el uso de celulares en niños

Uso de celulares en niños

Descubre las ventajas y desventajas del uso de celulares en niños, y cómo evitar problemas con ellos.
jueves, 12 de mayo de 2022 · 11:17

En el pasado, una de las principales preocupaciones de los padres era que sus hijos pasaran mucho tiempo viendo la televisión. Hoy en día, es el uso de celulares en niños el que se ha convertido en un tema de debate entre familias, educadores y psicólogos.

Es que el uso de celulares en niños y adolescentes es cada vez más común. A diferencia de generaciones anteriores, los más jóvenes son nativos digitales. Desde que nacieron están inmersos en la tecnología, por lo que para ellos estos dispositivos son parte de su realidad.

Sin embargo, para que estos equipos no se conviertan en un problema, se pueden implementar varias estrategias. Por ejemplo, si tu hijo quiere un celular, que te firme un contrato. De este modo, puedes establecer unas reglas claras relacionadas con el uso del equipo y evitar que se convierta en un problema de adicción.

Ventajas y desventajas del uso de celular en niños

Existen muchos argumentos a favor y en contra del uso de celulares en niños y adolescentes. Es importante conocer ambos para tomar una buena decisión respecto a ellos.

Ventajas

Seguridad y contacto

Esta es quizá la principal razón por la que muchos padres están de acuerdo con que sus hijos tengan teléfonos. Con estos, es posible estar en contacto directo con los más pequeños; saber dónde están, si se encuentran bien o si necesitan algo. Ante cualquier eventualidad, tienen la seguridad de que podrán localizarlos.

Incentivar la responsabilidad

Los padres pueden utilizar los celulares como una forma de enseñar a los niños a ser responsables. Por un lado, deben asegurarse de cuidar el dispositivo, y por el otro, tener el suficiente compromiso para usarlo solo en el tiempo permitido.

Herramienta de aprendizaje

Pueden servir para que los niños se animen a buscar información sobre lo aprendido en clase. Los padres y maestros pueden ayudarlos a utilizar herramientas educativas y enseñarlos a buscar información en Internet para potenciar sus habilidades investigativas.

Desventajas

Afecta el desarrollo de los niños

El uso excesivo del celular puede acelerar el crecimiento del cerebro de los niños entre 0 y 2 años. Esto podría estar asociado a problemas como retrasos cognitivos, déficit de atención, aumento de la impulsividad, problemas de aprendizaje, falta de autocontrol, entre otras cosas.

Altera el sueño

Es bien sabido que la luz azul que emiten estos dispositivos afectan el ciclo circadiano de las personas. En niños no es diferente, pues el cerebro está en un estado de alerta constante. Por otro lado, hay que considerar que la falta de sueño afecta el rendimiento escolar.

Pérdida de privacidad

Con los celulares, las personas pueden llevar un registro de su vida diaria. Esto es especialmente cierto entre adolescentes. Al hacer videos y tomar fotos que se comparten en redes sociales, la vida privada queda expuesta. Y los más jóvenes podrían ser presa fácil de ciberdelincuentes, de depredadores sexuales o ser víctimas de ciberbullying.

Síntomas de adicción al celular en niños

Uno de los principales argumentos en contra del uso de celulares en niños tiene que ver con la adicción que puede causar.

De acuerdo con Mandi Saligaril, experta en adicciones, crianza y relaciones, cuando los niños realizan actividades en los dispositivos móviles segregan dopamina. Esto podría producirles cambios de humor drásticos, que los aíslan de las demás personas y complican su relación con ellas.

La línea que separa el uso excesivo del celular de una adicción a este es muy delgada. Por ello, es fundamental observar bien a los niños para reconocer algunas señales que puedan indicar que existe un problema.

Los síntomas de adicción al celular son similares a los de cualquier otra, pero enfocados en el dispositivo. Por ejemplo:

  • Pasar cada vez más tiempo usando el celular.

  • Cambios de humor.

  • Signos de ansiedad, irritabilidad y agresividad cuando no tiene el celular y que desaparecen una vez que lo vuelve a usar.

  • Alteraciones en la alimentación y el sueño.

  • Aislamiento; el niño deja de hacer otras actividades por utilizar el celular.

Es difícil establecer a partir de qué punto podría considerarse un uso adictivo del teléfono. Sin embargo, algunos especialistas indican que el uso de más de tres horas (en niños menores de 12 años) podría considerarse un comportamiento adictivo.

Por ello, lo ideal es limitar el tiempo para utilizar estos equipos. Se recomienda que los niños entre 6 y 9 años no pasen más de 30 minutos al día con ellos. A partir de los 10 el tiempo podría extenderse ligeramente, al igual que en la adolescencia, pero siempre con un control por parte de los padres.