Peligros desde el espacio

Trozos de cohete chino se impactan contra la Tierra; caen al mar cerca de Filipinas.

La Agencia Espacial China ha sido fuertemente criticad por dejar caer un cohete a la Tierra sin control aparente.
domingo, 31 de julio de 2022 · 16:54

Este domingo trozos de un cohete cayeron sin control desde el espacio, se trata de la mayor parte del cohete Larga Marcha-5B, según informó la Agencia Espacial China, los trozos estaban diseñados para desintegrarse en su mayor parte al chocar con la atmósfera terrestre. 

Los restos pertenecen al cohete de Larga Marcha-5B, mismo que fue lanzado el día 24 de julio  por la Estación Espacial China, este es el cohete espacial más potente hasta la fecha, y gue llevado a órbita por el laboratorio Wentian. Este lunes el laboratorio fue acoplado al módulo Tianhe, donde viven tres astronautas.

Aunque el objeto espacial caía desde el cielo sin control, por fortuna se eligió una "zona de aterrizaje segura" que según la estación gubernamental china informó que sería 119 grados longitud este y 9.1 grados latitud norte, en aguas al sudeste de la ciudad filipina de Puerto Princesa, en la isla de Palawan, la dependencia no ha dado declaraciones que informen si los trozos cayeron sobre tierra o mar.

Dejar caer objetos a la Tierra desde el espacio es común para China

Desde hace años el país asiático ha sido criticado por tener la 'costumbre' de dejar pedazos de basura espacial caer hacia la tierra sin un control aparente.

En el año 2021 La NASA acusó a Beijing por hacer caso omiso a los estándares relacionados a la caída de restos de sus naves espaciales al planeta Tierra, esto después de que cayeran algunos de estos al océano índico. 

Entre otros de los momentos que la estación espacial China dejó caer pedazos de cohetes en la Tierra fue en el año 2016 (Tiangong-1 en el océano Pacífico), en el año 2020 (Beijing perdió el control de un cohete de 18 toneladas y se impactó contra el océano).

Otra de las polémicas que ha causado este país, fue cuando se utilizó un misil para la destrucción de uno de sus satélites climatológicos en el año 2007, un hecho que creo una nube de escombros que podrían perjudicar el funcionamiento de otros satélites, o bien caer a la Tierra. 

 

Más de