El Mañana

lunes, 22 de abril de 2019

Laredo Texas 17 marzo, 2019

Toman protesta como jueces de inmigración

Elizabeth Martínez y Melissa Joy García tomaron protesta como jueces de inmigración en Washington D.C. FOTO: CORTESÍA

4200

Por FRANCISCO DÍAZ

LAREDO, TX.- Tras la aprobación por parte del Congreso de Estados Unidos de 50 nuevos equipos de jueces de inmigración para resolver el retraso de más de 800 mil casos de inmigración, dos abogadas de Laredo tomaron juramento para ocupar una de estas plazas.

Se trata de Elizabeth Martínez y de Melissa Joy García, quienes tomaron parte en la ceremonia de investidura ante el Departamento de Justicia en Washington D.C. y ahora están listas para comenzar sus funciones como jueces de inmigración en Laredo.

Ellas fueron felicitadas por Henry Cuellar luego de participar en el proceso de selección de los nuevos jueces.

Durante años, el Congresista ha convertido en una de las principales prioridades obtener fondos para Jueces de Inmigración adicionales y conseguir que los abogados de la frontera tomen estos importantes cargos.

A través del proceso de asignaciones, el congresista ha asegurado un total de 215 jueces. Estos jueces adicionales ayudarán a juzgar los casos de inmigración y aumentarán la eficiencia de la corte de inmigración.

Cuellar dijo que esto incluye jueces, personal de apoyo, tecnología y espacio de trabajo, además de muchas otras medidas de seguridad en la frontera y lenguaje legislativo que aumenta la eficiencia de los tribunales de inmigración.

En el Proyecto de Ley de Asignaciones del año fiscal 2018, Cuellar ayudó a asegurar 100 equipos de jueces, sumando un total de 484 equipos de jueces de inmigración.

Con la adición la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración tendrá un total de 534 equipos de jueces de inmigración para abordar el atraso actual de más de 800 mil casos de inmigración. El objetivo es contar con 750 jueces en todo el país, incluidos los supervisores, afirmó el funcionario federal.

“Con un atraso de cientos de miles de casos activos pendientes, nuestros tribunales de inmigración tienen una necesidad extrema de jueces adicionales para adjudicar estos casos de manera expedita. Por esta razón, solicité jueces adicionales en la frontera, para que podamos acelerar estos procesos y garantizar el trato justo y humano de los migrantes.”

Resaltó que debido a la falta de jueces disponibles, los inmigrantes en la frontera son detenidos por largos períodos de tiempo o liberados en los Estados Unidos con la promesa de regresar en una fecha posterior en la corte.