El Mañana

lunes, 09 de diciembre de 2019

Nuevo Laredo 13 agosto, 2019

Trabajan menores hasta de madrugada

La mayoría de los niños pide dinero en las calles del sector Centro

La mayoría de los niños pide dinero en las calles del sector Centro. FOTO: DANIEL MÉNDEZ / EL MAÑANA

4200

Por Fernanda Valtierra

Estas vacaciones han sido vistos algunos menores en riesgo de explotación infantil en diferentes cruceros y restaurantes de la ciudad, desde pidiendo dinero, vendiendo flores, chicles o dulces y limpiando vidrios de los autos.
Aunque algunos de ellos aseguraron que es para juntar dinero y comer algo, o para contribuir a sus hogares, no deja de ser riesgoso para ellos, ya que incluso de madrugada y los fines de semanas se pueden observar niños laborando.

Al menos cinco niños son detectados cada fin de semana trabajando en las calles, especialmente del Centro Histórico.

En los alrededores de los puentes internacionales -como se observa en la fotografia- es común encontrarse a pequeños en edad escolar acercándose a los automóviles con un vaso vacío en su mano para pedir limosna; usualmente a la distancia siendo vigilados por un adulto.

“Fuimos a cenar y en un ratito fácil vimos a cinco niños pidiendo dinero o vendiendo que dulces, pulseras y chicles, ya tenía tiempo que no veía tantos, ni sé si sea porque están de vacaciones y los papás los ponen a vender, pero no es justo, los niños deben ya de estar dormidos, jugando o haciendo lo que un niño hace”, comentó una residente fronteriza.

Tamaulipas ocupa el lugar 15 en el país en menores laborando en alguna actividad, de acuerdo con el Módulo de Trabajo Infantil (MIT) de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), donde se especifica que 12 por ciento de unos 48 mil niños y jóvenes, de entre 5 y 17 años están empleados.

De este porcentaje de menores trabajando en Tamaulipas, 60 por ciento realiza actividades no permitidas y 20 de cada 100 lo hace en circunstancias peligrosas, estando los municipios de Reynosa, Nuevo Laredo, Matamoros, la zona metropolitana del sur y Ciudad Victoria, donde más se concentra esta problemática.