El Mañana

domingo, 25 de agosto de 2019

Nuevo Laredo 26 mayo, 2019

Trafica médico con salud de pacientes

Eduardo Rodríguez Balderas ejerce como oncólogo, aunque su cédula profesional es de cirujano partero, y pretende tratar a los derechohabientes por fuera

4200

Por EMMA TREVIÑO

Paciente con cáncer de mama acude al Hospital del Seguro Social y le niegan medicamento e incluso el oncólogo, le dice que se va morir.

Elsa nunca imaginó que el ir a pedir su tratamiento, llamado Anastrozol, por primera vez a esta institución, sería objeto de maltrato y humillación por parte de Eduardo Rodríguez Balderas, quien ejerce como oncólogo, pero su cédula profesional es de Licenciado Médico Cirujano Partero.

“El medicamento que solicité es Anastrozol, de hecho pregunté a las enfermeras por su existencia y me dieron que sí tenían mucho de este tratamiento, cuando hablé con el doctor Eduardo Rodríguez Balderas explicando mi situación, fue muy grosero, de entrada me dijo que me iba a morir con ese medicamento”, expresó.

Comentó que es la primera vez que acude a esta institución a solicitar el tratamiento.

“Soy derechohabiente, pensé que me lo darían, pero la verdad, salí llorando con el trato inhumano que me dio ese médico, gracias a Dios estoy controlada, porque me atiendo por fuera, pero la impotencia por el maltrato no sólo a mí sino a todos los pacientes es inaceptable”, dijo Elsa.
Ante esta situación, Elsa acudió a hablar con el doctor Salazar, jefe de Rodríguez Balderas, quien aunque no fue grosero su respuesta ante esta denuncia no fue favorable.

Destacó que su familia la apoya contra esta enfermedad y puede comprar su tratamiento, pero ¿qué pasará con todos aquellos enfermos que no tienen los recursos y que son maltratados por este doctor, y a los directivos parece no importarles, pese que hay denuncias en su contra y nada procede para que lo destituyan?

Casos como este han sido denunciados ante este matutino, la diferencia es que Sandra Azucena García, de 44 años; Cristina Villarreal, de 50 años, y Yesenia Tello Robles, de 45, no contaban con los recurso para atenderse por fuera y perdieron la batalla contra el cáncer.

Estas tres mujeres lucharon solas contra el cáncer de mama sin recibir atención médica oportuna del oncólogo del Seguro Social y aunque no son las únicas, por miedo no denuncian.

En el caso de Sandra Azucena, en vida denunció que el oncólogo Eduardo Rodríguez Balderas la maltrató y se negó a atenderla sólo por pedir que le diera una buena atención e incluso trató de llevarla a su clínica particular, en donde tenía que pagar por las quimioterapias hasta en 13 mil pesos, recursos que ella, Cristina y Yesenia no tenían. Aunque el caso de Sandra Azucena se fue a la Federación no se sabe cuál fue su resolución.

NO ES LA PRIMERA QUEJA
Herminia López Rivas en el 2015 presentó una denuncia contra este médico por malos tratos y despotismo, incluso también le ofreció sus servicios particulares si quería salvar su vida.

La denuncia también se presentó por negativa de una incapacidad y que le fue negada a su hermano porque ella no se pudo presentar.

En la entrevista otorgada en ese entonces por López Rivas, dijo que el 25 de julio del 2015, por primera vez tuvo contacto con el médico y ese día, Rodríguez Balderas le ofreció sus servicios particulares.

“Ahí me trató bien, ya me explicó qué era lo que se trataban las quimios y ahí fue cuando me dijo si yo quería, él podía darme las quimios por fuera del Seguro Social, que iba tener un 50 por ciento menos de malestares de los que usualmente se tienen, que tenía un costo de 13 mil pesos cada quimio, yo le contesté que no, que no podía pagar esa cantidad”, explicó en su momento la derechohabiente del IMSS.

Como esta paciente, ocho más decidieron ese mismo año denunciar ante el instituto el posible agravio que sufren del galeno. Denuncia que se presentó ante Derechos Humanos.

En agosto del años pasado, se presentaron dos quejas contra esa misma persona, uno por la señora Yesenia, quien lamentablemente falleció, y otra por Yolanda, a quien la desahució en el IMSS y en lo particular le vendió una quimioterapia de 13 mil pesos.

El gobierno federal tiene registrado a Eduardo Rodríguez Balderas como Licenciado Médico Cirujano Partero.