El Mañana

jueves, 21 de noviembre de 2019

Nacional 11 julio, 2019

Trafican ‘chocolates’ con certificados pirata

Una de las empresas es de Nuevo Laredo y la otra de Mexicali, Baja California

4200

Por Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.- Acusan a dos empresas de importar autos de forma ilegal, una es de Nuevo Laredo y la otra de Mexicali, Baja California.

De acuerdo con documentos en poder de 24 HORAS, “el modus operandi de dichas empresas se centra en corromper a las autoridades de la Aduana en el punto de entrada del país, acompañando certificados que no cumplen con los ordenamientos legales”.

A su vez, acusaron que las empresas “exhiben supuestos certificados para obtener preferencia arancelaria, pero no tienen el respaldo legal a los mismos, incluso presentan inconsistencias visibles en los términos que ordenan las disposiciones jurídicas aplicables y no lo expide la armadora o ensambladora del vehículo en favor del importador”.

Relataron que en Estados Unidos la empresa Agami Motors & Forwarding LLC emite los certificados de origen como exportadores de vehículos; dicha empresa vende los vehículos en Estados Unidos para su posterior internación al país, no obstante, las empresas no se dedican a la fabricación, producción o ensamble de las unidades que comercializa.

Las empresas asentadas en Estados Unidos violan las cláusulas del TLCAN sobre certificados de origen, porque “no cuentan con el soporte documental con el cual se pueda demostrar que dicho bien califica como originario, conforme a las reglas de origen que prevé dicho Tratado”.

Ven irregularidades

En específico, las empresas involucradas en la importación ilegal de autos violarían los artículos 501 y 502 del TLCAN, que exigen que “el certificado de origen sea válido para la aplicación de preferencia arancelaria y sea necesario contar con soporte documental que avale que los bienes califican como originarios”.

Otra irregularidad es que las empresas “pretenden respaldar la información asentada en el certificado de origen mediante un certificado emitido por la empresa Nissan North America, titulado Certificate of Origin for a Vehicle digitalizado como anexo al pedimento”.

Explicaron que con ese documento se “considera que el origen asentado en el certificado es correcto; sin embargo, omite considerar que dicho certificado no avala el origen sino únicamente señala que el vehículo puede ser comercializado en cualquier parte del territorio de EU”.

Además, indica la denuncia, falsificaron documentos de emisión de contaminantes al no presentar los vehículos en centros de verificación de Estados Unidos conocidos smog check.