El Mañana

martes, 31 de marzo de 2020

Nuevo Laredo Nacional 16 febrero, 2020

Tragedia en Anáhuac cumple ya cinco años

Fue el 13 de febrero del 2015 que el chofer de un Transportes Frontera provocó la muerte de 21 personas de tres estados

El recuerdo de las familias sigue firme en sus corazones. FOTOS: SANDRA JASSO/EL MAÑANA

4200

Por Sandra JAsso

Ahí, donde la tragedia cubrió de luto una reunión, en los límites de los rieles, del dolor, la nostalgia y la tristeza, 89 personas se dieron cita para recordar a las 21 personas que murieron hace cinco años, cuando un autobús fue destrozado por el tren.

Para recordar a sus seres queridos, se realizó una misa en el quinto aniversario, oficiada por el Vicario General Luis Penna.

El accidente sucedió el 13 de febrero del 2015 luego de que el conductor de la unidad de Transporte Frontera quiso ganarle el paso al tren; el impacto ocasionó la pérdida de vidas de niños y adultos, enlutando a las familias de tres estados.

“Después de cinco años ¿qué buscan aquí desde ese día? ¿Es sólo por amor por sus difuntos o en el fondo porque creen firmemente que Dios se manifiesta en la historia y en su iglesia y que tiene ese mismo poder? Somos santos y pecadores, todos los días necesitamos convertirnos”, dijo el sacerdote.

“Por qué tener miedo a sufrir un poco? ¿Porque el sufrimiento es malo por los hechos? Recordemos ese amor misericordioso de nuestro padre que quiere estar siempre con nosotros y quiere sanarnos y asociarnos y romper esa indiferencia, pasó, ¿Qué pueden hacer?

Agregó que después de cinco años han sucedido más accidentes trágicos en el mismo sitio y urgió a ayudar, a no ser indiferentes como lo hicieron alguna vez los apóstoles y preocuparnos por los demás, sanarnos y se conforte el corazón, no reclamarle a Dios pese a lo sucedido en la eucaristía y confirmar la fe.

Las emociones y expresiones de dolor se dejaron sentir con las palabras del sacerdote, la herida sigue abierta y algunos de los presentes vistieron camisetas con la imagen de María Tita Méndez Rueda.

Su esposo José Galo García, hijos Osvaldo, Gustavo, René, Sergio y Yuliana Galo, nueras, yernos y nietos acudieron para honrarla en una lápida que fue colocada en el sitio donde murió.

“Ella era nuestra madre y vinimos toda la familia, tratamos de juntarnos en esta fecha y estar presentes, tenía 53 años cuando murió, es el quinto año, un homenaje para ella y todos los que perdieron la vida en ese trágico accidente y Dios nos siga dando vida para estar presentes”, dijo Osvaldo Galo.

José Francisco Camposano Parra, hijo de Jaime Caposano Flores, señaló que siguen los problemas y accidentes y las familias sufren sin que se responsabilice a nadie.

“Nos queda con el paso del tiempo el sentido de la impunidad que no se ha podido hasta ahora resolver, por desgracia no les desfavorece a los que debiera favorecer, esperamos justicia”, dijo José Francisco acompañado de sus hermanos Oscar y Luis Alberto de Nuevo Laredo.

Después del incidente, señaló que se volvió a registrar otro más que se suma a los numerosos impactos de la máquina y los furgones, contra vehículos de todo tipo donde se pierden vidas y no se busca una medida para tratar de evitarlos.

La imagen de la joven Haydee Marisol Olivo Rodríguez, de 25 años, quedó plasmada en una camiseta que lleva su padre Erasmo Olivo, un acontecimiento que embargó de dolor a la familia.

“Apenas empezaba a vivir, era soltera mi hija, la mediana, y viajaba ese día que murió, pero entiendo que estamos a la voluntad de Dios; no juzgo a nadie”, comentó Olivo.

A pesar del frío, familiares y amigos recordaron a los fallecidos que fueron nombrados durante la misa bajo algunos toldos, a pocos metros la máquina del tren y las tolvas con carga pasaba a toda prisa, un recordatorio del percance fatal.


+ Más noticias