El Mañana

lunes, 09 de diciembre de 2019

Global EUA 5 agosto, 2019

Trump culpa a la prensa por la “ira y furia” tras matanzas en Ohio y Texas

Las autoridades federales ya han anunciado que tratarán el tiroteo en Texas como un acto de "terrorismo doméstico"

4200

Por El Universal

El presidente Donald Trump culpó hoy a los medios por “la ira y la furia que se han ido acumulando por muchos años” en el país, dos días después de que un presunto supremacista blanco matase a 20 personas en Texas y otro tiroteo dejase 9 muertos más en Ohio.

Trump afirmó que “republicanos y demócratas deben unirse y aprobar estrictos controles de antecedentes” de las personas que compran armas de fuego, y añadió que “quizá esto podría enlazarse con la reforma de las leyes de inmigración que necesitamos desesperadamente”.

En mayo pasado, durante un acto político en Florida, el presidente, que en numerosas ocasiones se ha referido a los inmigrantes como “invasores” que “infestan” el país, preguntó a la multitud qué podía hacerse para detener el flujo de inmigrantes indocumentados. 

Alguien en la audiencia gritó: “Disparar contra ellos”, y el presidente, con una sonrisa, dijo que “sólo en Florida pueden decir una cosa así”.

Hoy, en un mensaje en su cuenta de Twitter, Trump dijo que “los medios tienen una gran responsabilidad por la vida y la seguridad en nuestro país”.

En su forma habitual de referirse a la prensa, el presidente añadió que “Noticias Falsas ha contribuido enormemente a la ira y la furia que se ha ido acumulando por muchos años”.

“La cobertura de noticias tiene que empezar a equilibrarse, balancearse y ser imparcial, o estos problemas terribles sólo empeorarán”, dijo. 

Este hecho horrendo ocurre en medio de una campaña política marcada por el odio racial y la exacerbación de los ánimos. Cabe temer, que este acto no sea aislado porque se trata de un síntoma más en un país gravemente enfermo

El mandatario tiene previsto realizar una declaración oficial este lunes a las 10.00 hora local (14.00 GMT) desde la Casa Blanca.

El domingo Trump afirmó que “el odio no tiene cabida” en el país, a la vez que citó problemas de “salud mental” al comentar los tiroteos de Ohio y Texas, que dejaron 29 muertos y decenas de heridos el fin de semana.

En unas breves declaraciones acompañado de su esposa, Melania, el mandatario indicó que los tiroteos eran parte “de un problema de salud mental”.

Las autoridades federales ya han anunciado que tratarán el tiroteo en Texas como un acto de “terrorismo doméstico”, mientras que aún están investigando la motivación del ocurrido en Ohio.

Su hija, Ivanka, también en mensajes Twitter, sostuvo que “la supremacía blanca, como todas las otras formas de terrorismo, es un mal que debe ser destruido”.