El Mañana

lunes, 09 de diciembre de 2019

Global EUA 10 agosto, 2019

Una bacteria carnívora deja sin pierna a un bañista en EU

Tras someterse a varias cirugías, los médicos decidieron amputarle la pierna afectada para detener la propagación de la infecció

4200

Por Zócalo

Estados Unidos.- Bruce Kagan, estadounidense de 68 años, resultó infectado por una bacteria carnívora —potencialmente mortal— después de nadar en el mar cerca del parque Hammonasset, en Connecticut, y los médicos tuvieron que amputarle la pierna derecha para detener la propagación de la infección, informa NBC Connecticut.

El hombre, que fue hospitalizado el pasado 30 de junio, explicó a los médicos que tenía una pequeña herida en la pierna cuando decidió bañarse. “Todo debido a un pequeño corte. Un pequeño corte es todo lo que era. Nada más, nada menos”, comenta Kagan. Los especialistas detallan que el hombre había contrajo fascitis necrosante, una infección aguda que produce una rápida necrosis tisular.

Tras someterse a varias cirugías en la pierna afectada, los médicos decidieron amputársela para detener la propagación de la infección a otras partes de su cuerpo.

Estos bacilos carnívoros pueden provocar una ‘fascitis necrosante’, enfermedad de la que muere una de cada tres personas que la contraen, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU.

“El diagnóstico preciso, el tratamiento antibiótico rápido y la cirugía inmediata son importantes para detene esta infección”, subraya esta agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EU..

El pasado mes de junio una mujer de 77 años falleció por fascitis necrosante tras hacerse un corte en una pierna en una playa de Florida. Ese mismo mes una menor de 12 años resultó infectada por una bacteria similar en un balneario de ese estado. La niña ha sido sometida a tres operaciones y, aunque se ha logrado controlar la infección, no se descarta que tenga que ingresar nuevamente al quirófano.

A primeros de julio se informó de dos nuevos casos en Florida: una mujer contrajo la bacteria en Casselberry, en el centro del estado, mientras que otra resultó infectada en una playa de Manasota Beach, en la costa oeste de Florida.

Un estadounidense de 66 años murió en julio a causa de una bacteria carnívora tras nadar en varios lugares de Florida y después de que los médicos descartaran que tenía esa infección.