El Mañana

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Global Curiosidades 4 noviembre, 2019

Usan cerdos vivos en pruebas de choque de autos en China, denuncian

Los pobres puequitos terminan lesionados y con graves lesiones internas, tras las pruebas de choque

4200

Por Anónimo

CHINA.- A través de redes sociales denunciaron abusos animales en China, particularmente el uso de cerdos en pruebas de choque automovilístico que debido al maltrato que sufren los cerditos encendieron la rabia de activistas por los derechos de los animales.

Supuestamente, investigadores chinos utilizan a los cerdos vivos para realizar las pruebas de choque de automóvil.

Cuentan que al menos 15 lechones fueron amarrados para simular la fuerte velocidad de una prueba, que terminó matando a 7 de ellos al instante.

A pesar de que “las compañías automotrices descubrieron hace años que este tipo de experimentos no nos dicen nada sobre una experiencia humana en un accidente automovilístico”, aseguró un activista.

Se trata de una práctica que se utilizaba en Estados Unidos, hasta hace unos pocos años, terminándose en 1990.

Antes de comenzar estos riesgosos movimientos que terminarían matando a los pequeños cerdos, se les niega comida y agua. Después de varias horas en condición de hambre y sed, se procede a realizar las pruebas.

Los lechones terminaron con graves heridas como sangrado, laceraciones y hematomas internos.

A consideración del activista Zachary Toliver, esta práctica es cruel y no tiene justificación para continuar realizándose.

“Los cerdos vivos se pulverizan en estas pruebas, dejándolos con huesos rotos y lesiones internas graves antes de ser sacrificados y disecados.

“Los cerdos no se sientan naturalmente en los asientos del automóvil. Su anatomía también es muy diferente de la de los humanos, por lo que los datos obtenidos de estos horribles experimentos con animales no son aplicables a las víctimas humanas de accidentes automovilísticos”.

PETA ha enviado un escrito al Instituto de Medicina respecto al uso de animales en China para las pruebas automovilísticas.

La justificación de algunos investigadores es que los pequeños cerdos tienen una estructura ‘similar’ a la de un niño humano. Los lechones son usados para simular ser niños de 6 años.

En el experimento, al menos quince pequeños puercos fueron sujetos de prueba a velocidades mayores a 48 kilómetros por hora.

Tras las pruebas, los expertos llevan a cabo una necropsia para determinar cómo mueren, sufren y se fracturan los lechones tras el impacto.