El Mañana

sábado, 21 de septiembre de 2019

Global Curiosidades 5 septiembre, 2019

Ver a tu pareja sólo una vez a la semana podría ser la clave para ser feliz

¿Quieres que tu relación dure? Llévate las cosas con calma y disfruta al máximo cada momento

4200

Por SDP NOTICIAS

Hay mucha gente que cree que entre más tiempo pase junta una pareja, más feliz y acoplada estará. Pero esto no es precisamente cierto, pues a pesar de que en la etapa del enamoramiento no podemos parar de pensar en ese ser especial y lo único que queremos es tenerle cerca, el exceso podría ser contraproducente.

Y es que, según la organización de psicoterapia Manhattan Wellness, si lo que quieres es una relación duradera y feliz, lo mejor es que restrinjas los momentos juntos a un día por semana. ¿Por qué? Al pasar demasiado tiempo con la otra persona, podrías dejar a un lado cosas importantes para tu desarrollo individual.

Parece extraño, pero en el afán de darle todo a la persona que quieres, algunas cosas de tu esencia podrían desaparecer y esto causaría problemas tanto en tu autoestima y tu crecimiento como en la visión que la otra persona tiene sobre ti… todo eso a la larga debilitaría la relación.

¿Qué hacer para tener una relación sana?

La asociación dedicada a la salud mental afirma que lo mejor es tratar de que ambas partes se integren a la rutina de la otra persona, es decir, que busquen horarios libre para compartir sin que ninguno tenga que abandonar sus actividades favoritas. De esta forma, la pareja tendrá un lazo más estrecho y existirá una mayor sensación de apoyo y empatía.

Además existen otras ventajas de llevarse las cosas con calma. Aquí te dejamos algunas:

Habra mayor confianza: aprender a estar juntos y felices sin la presencia física ayuda a crear un vínculo basado en la confianza y alimenta la certeza de que ambos quieren permanecer.

No aceleras las cosas: si ves mucho a esa persona, es posible que los sentimientos se exacerben y pierdas de vista tus objetivos y deseos.

Más emoción al verse: al pasar poco tiempo juntos, los momentos tienen más calidad pues evitas la rutina y el aburrimiento; tienen más cosas de qué hablar y por experimentar.

Crecerán juntos, pero no revueltos: el hecho de que ninguno descuide sus actividades ayuda a que ambos crezcan y se sientan plenos y realizados.