El Mañana

lunes, 26 de agosto de 2019

Viral 14 agosto, 2019

VIDEO: La aterradora historia detrás del caracol zombie que alarma a la web

El video de un caracol zombie está aterrando a usuarios de redes sociales debido a que un parásito controla su cerebro

4200

Por SDP NOTICIAS

En redes sociales se ha viralizado el video de un caracol zombie adornado con los colores del arcoíris, cuya aterradora historia alarma a los usuarios. Las imágenes muestran al moluscos comportarse de una forma my extraña debido a que se ha infectado de un parásito que tomó control de su cerebro.

El “leucochloridium paradoxum” es capaz de hacer que los caracoles cambien de color, además de exponerlos a depredadores dejándolos a su merced. Es por esta razón el miedo paralizó a cientos de internautas el pasado 9 de agosto, cuando el video se dio a conocer por primera vez en la página Viral Press. Posteriormente otros usuario lo compartió haciendo alarde de la supuesta belleza del animal.

Un video muestra al caracol zombie infectado con el temible parásito

De acuerdo con el post original, las imágenes se filmaron en el condado de Changhua, Taiwán, por la turista Lin Ruian. La mujer quedó sorprendida al presenciar que el molusco aparentaba estar poseído mientras los colores de su cuerpo cambiaban como si se tratara de luces intermitentes.

A pesar de que otra parte de los internautas descalificó el video, lo cierto es que los caracoles zombies existen, así como el parásito que se apodera de sus neuronas motoras. Cuando son infectados con el “leucochloridium paradoxum”, se mueven más rápido de lo normal, cambian de color y se ponen en peligro intencionalmente.

El parásito responsable de la muerte en vida de un caracol se encuentra en las heces de las larvas que salen del estómago de las aves. Estos las ingieren porque ignoran las fatales consecuencias que implica, como por ejemplo, colocarse en las partes superiores de las plantas para que las aves se los coman.

Se trata prácticamente de un suicidio comprobado a través de un video de YouTube con créditos de National Geographic España que sustentan esta explicación.