El Mañana

sábado, 21 de septiembre de 2019

Nuevo Laredo 5 septiembre, 2019

Viene desde Chiapas a ofertar sus productos

Rafaela proviene de San Cristóbal de las Casas, donde trabaja con 15 mujeres todas trabajando hilos y manta 100% a mano

4200

Por MARTHA MARTÍNEZ

Rafaela es una mujer indígena que cada año en el mes de septiembre junto con la Feria, llega a Nuevo Laredo para ofrecer sus productos artesanales.
Ella se prepara durante todo un año, confeccionando blusas, vestidos, pulseras totalmente hechas a mano sólo para los neolaredenses.

“Desde hace 15 años vengo a esta ciudad, solo aquí me tratan bien y puedo vender, he intentado ir a otras ferias, pero ninguna es como la de aquí. Me preparo todo el año para traer mercancía, toda hecha por mi y mis hijos”, contaba mientras una sonrisa se formaba en su rostro.

Ella, es una artesana mexicana, proveniente del estado de Chiapas, de una comunidad en San Cristóbal de las Casas, donde trabaja con un grupo de 15 mujeres todas elaborando y trabajando hilos y manta 100% a mano.
Junto a su hija y nieto, forma parte de los 200 expositores aproximadamente que ofrecerán sus productos desde el viernes.

La Feria, no sólo es una atracción para quienes viven en esta frontera, también es signo de trabajo para cientos de familias que viajan de pueblo en pueblo, con hijos que mucho de ellos están en edad escolar, pero ante la movilidad, se ven en la necesidad de truncar los estudios de sus hijos como Dulce Valdez Guerra, quien trabaja como taquillista de los juegos mecánicos.

Ella y su familia viajan constantemente, sus pequeñas hijas ya están en edad escolar, sin embargo no le es posible que asistan a estudiar.
“Nos aventamos casi tres días de viaje. Mi esposo y yo nos conocimos en una Feria y pues ahora nuestras hijas crecen aquí. Espero pronto puedan ingresar a preescolar”, comentó Valdez Guerra.