Invento útil y práctico

Estudiantes de Tamaulipas crean ladrillo de 6 pesos ¡a prueba de balas!

El ladrillo, que además de barato es ecológico, pasó una prueba de balística para comprobar su calidad
martes, 21 de junio de 2022 · 19:51

En México, la imaginación de sus estudiantes no tiene límites. Así lo demostraron 2 alumnos y una profesora del Conalep. Los estudiantes de Tamaulipas crearon un ladrillo de 6 pesos ¡a prueba de balas! y además se trata de un producto ecológico.

Se trata de un block que podría revolucionar el mundo de la construcción y sobre todo ayudaría a mejorar la calidad de la vida de la gente.

Ladrillo de 6 pesos ¡a prueba de balas!

El ladrillo ecológico a prueba de balas pretende ser de fácil adquisición, sobre todo para personas de escasos recursos.

María Fernanda Mariño y Luis Fabián Torres son estudiantes de la carrera técnica de química industrial y junto a su maestra, la profesora Rocío de Lejía son los inventores del ladrillo.

Ladrillo a prueba de balas

La invención se presentó en el evento Infomatrix 2022, una competencia internacional que busca dar a conocer creaciones, proyectos y propuestas de gente talentosa

Este block se llevó la medalla de oro en la categoría de Divulgación Científica nivel Bachillerato, compitiendo con otros estudiantes de España, Ucrania, Estados Unidos, Ecuador, Rumania, Bolivia, Brasil y Colombia.

¿En qué consiste?

Uno de los principales beneficios de este material de construcción es su bajo costo, que ronda en los seis pesos, lo cual  apoyar a las personas de bajos recursos.

Los elementos que conforman el Block Ligero Ecológico son 90% papel picado más 10% de cemento; además a la combinación de materiales se le agrega una resina que funciona como adherente natural y alrededor de 5 litros de agua.

Cada unidad pesa 3 kilos y soporta una caída de 6 metros de altura, además de un peso máximo de 120 kilos y lo más importante, su estructura soporta impactos de arma de fuego, pues superó una prueba de balística contra armamento de calibre 38.

El block cumple con todos los lineamientos establecidos en las normas oficiales mexicanas de seguridad y calidad del organismo nacional de certificación de la construcción.

Además, el producto cumple con los parámetros para entrar en los objetivos de desarrollo sostenible de la Organización de las Naciones Unidas.

Los alumnos esperan presentar su proyecto en Turquía durante en diciembre, en un certamen parecido al que ganaron en México.